Kosei > Blog de Estética y Peluquería > Rutina Facial para Piel Rosácea

Rutina Facial para Piel Rosácea

Rutina Piel Rosacea

Algunos tipos de piel requieren de unos cuidados más detallados, como ocurre con la rutina de la piel rosácea.

Si es tu caso, es normal que presentes algunos episodios en donde aparezcan pequeños granitos y rojeces, además de poder estar acompañados de síntomas como escozor o ardor.

Una de las características de este tipo de piel es la reactividad; por ello, mantener una buena rutina de limpieza para la piel con rosácea es muy importante, ya que así podrás controlar la situación espaciando los brotes.

Desde Kosei te hemos preparado una rutina que puedes seguir cada día, además de algunas recomendaciones para la piel con rosácea que te interesa.

 

¿Cómo seguir una rutina para piel rosácea? Paso a paso

 

Esta rutina diaria para piel rosácea la hemos dividido en 4 pasos para que sea más fácil de seguir:

 

Paso 1 – Limpieza

 

La limpieza inicial es el paso fundamental en toda rutina de cosmética, con independencia del tipo de piel que tengas.

El truco consiste en elegir el producto adecuado, evitando limpiadores irritantes que tengan alcoholes u otros componentes relacionados.

Nuestra recomendación es el gel limpiador facial purificante Sekobos; es una buena alternativa para pieles grasas y  con imperfecciones. Mejora la situación de algunos de los problemas más comunes de la piel, como los pequeños granitos, puntos negros, exceso de grasa, poros dilatados, entre otros.

gel limpiador facial

Es uno de los productos para la cara más recomendados para esta condición debido a que en su fórmula están presentes ingredientes como aceite de babassu, extracto de levadura de cerveza, digluconato de clorhexidina, corteza de limón, raíz de genciana, entre otros.

Paso 2 – Exfoliar

 

Otro paso muy importante de esta rutina facial para piel con rosácea es la exfoliación.

Las células que van muriendo en la piel son eliminadas por mecanismos naturales del organismo. Sin embargo, llega un punto en el que la acumulación de células muertas es tan elevada que la dermis necesita una ayuda extra.

Exfoliar la piel no es más que usar un producto adecuado para evitar esta acumulación; así estará preparada para absorber los nutrientes que puedas proporcionarle.

El peeling con ácido glicólico Glycosal Peel es nuestra opción para este tipo de pieles. Estimula la renovación celular y es un buen aliado para combatir las imperfecciones, equilibrar el tono de la piel y mejorar su textura.

peeling acido glicolico

Está compuesto por ácido hialurónico de bajo peso molecular que ayuda a mejorar la tolerancia de los ácidos, ácido salicílico para equilibrar la producción de sebo y ácido glicólico que rompe la estructura de las células para que se puedan renovar fácilmente

Incluye este peeling en tu rutina de piel rosácea, aplicándolo por la noche con la piel limpia durante 5 minutos y enjuagando con agua posteriormente. Puedes notar cierto cosquilleo y enrojecimiento que suele desaparecer al poco tiempo.

Aplícala con una frecuencia de 2 noches a la semana.

 

Paso 3 – Tratar

 

Llegados a este punto de la rutina de limpieza para piel con rosácea es el momento de iniciar el tratamiento.

Ya has preparado la piel para que sea capaz de absorber los nutrientes que necesita para mejorar su estado, por lo que puedes decantarte por estas opciones:

  • Durante el día puedes utilizar el gel crema antiacné Sebokos. Es la solución para pequeños granitos, reducir el exceso de sebo y los puntos negros.

Gel crema anti acneica

  • Por la noche te recomendamos la crema con retinol Retikos formulada con aceites de lujo para corregir las manchas cutáneas, pequeñas arrugas y unificar el tono de la piel. Se trata de una crema para cara antimanchas que te ofrecerá el resultado que necesitas. Empieza con ella 2 noches a la semana que no coincidan con la exfoliación.

comprar crema con retinol

  • Para el resto de noches puedes utilizar Sekobos Gel-Crema piel con tendencia al acné, formulada con lipoaminoácido de glicina, extracto de canela, ácido salicílico y agente absorbente y matificante.

 

Paso 4 – Protección solar

 

Una de las principales causas de los brotes de rosácea son los rayos del sol, en concreto, la radiación ultravioleta. Por ello, tu rutina facial de rosácea también debe incluir un producto de protección solar, además de acompañarla con elementos físicos (como sombreros o gafas de sol).

Con la crema solar facial FP 50+ Heliokos podrás ofrecer a tu piel la protección que necesita. Te proporciona la máxima protección ante los rayos UVB y UVA y destaca por tener una textura ligera para que sea más fácil de aplicar.

comprar Crema Solar facial Anti age

Su fórmula integra varios filtros UVB y filtros UVA fotoestable, además de algunos activos antioxidantes como vitamina E y células madre de uva.

Para tener una piel sana y saludable te recomendamos seguir esta rutina para la rosácea. Asegúrate de utilizar los productos más adecuados y podrás espaciar los brotes, además de lucir un aspecto radiante y mucho más joven.

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en Instagram

@koseilab

Carrito de compra