Plántale cara a la caspa. Causas y tratamientos.

¿Qué es la caspa?

La caspa es un problema que afecta al cuero cabelludo que produce una descamación del mismo. Antes de la descamación, es normal que se produzca un enrojecimiento o irritación en la zona.

La caspa es la tercera enfermedad dermatológica más frecuente. Afecta por igual a hombres y mujeres, y aparece especialmente en los cambios de estación.

Es un problema que suele causar malestar y es que ¿quién no ha dejado de ponerse ropa oscura para evitar que se note que se tiene caspa?

¿Por qué aparece la caspa?

A pesar de lo que muchos podrían pensar, la caspa no está provocada por una mala higiene. Se cree que está relacionada con la presencia de un hongo llamado Malassezia furfur que habita de manera natural en el cuero cabelludo de todo el mundo, pero que en algunos individuos lo hace de mayor forma, generando una descamación excesiva del cuero cabelludo.

La caspa se produce por un aumento en la velocidad de descamación de las células del cuero cabelludo. Se cree que este aumento de la velocidad está provocado por el hongo Malassezia furfur. Por lo que en principio, la mejor forma de controlar la caspa, sería atacar directamente al hongo.

Además, existen otros factores que contribuyen a la aparición de caspa como son el estrés, el sudor, el desequilibrio hormonal, factores medioambientales, herencia, cambios estaciones o de temperatura, etc.

Síntomas de la caspa

La caspa aparece en forma de escamas pequeñas de color blanco o amarillento, que se desprenden sobre el cabello y los hombros o quedan adheridas en el cuero cabelludo en forma de placas.

La descamación suele ir acompañada de picor, que desaparece después del lavado pero reaparece a los pocos días. Cuando el picor es intenso, el rascado –en ocasiones, nocturno y de forma inconsciente- puede ocasionar incluso la aparición de pequeñas heridas en el cuero cabelludo.

En ocasiones los síntomas de la caspa pueden ser confundidos con la deshidratación del cuero cabelludo. Conviene saber si realmente se trata de caspa o de deshidratación. Para ello te damos las siguientes pautas:

TIENES DESHIDRATACIÓN SI:

  • El cuero cabelludo está reseco
  • Los cabellos están ásperos, sin brillo, porosos y se encrespan con facilidad
  • Te lavas el pelo a diario o a días alternos y realizas 2 enjabonadas
  • Usas el secador de forma habitual
  • Tienes el cabello decolorado (tinte o mechas rubias)
  • Vives en un clima seco y/o practicas natación

TIENES CASPA SECA SI:

  • Las escamas son pequeñas y de color blanco-grisáceo
  • Las escamas caen sobre los hombros de forma espontánea o al peinarte
  • El cuero cabelludo está seco y si hay picor, desaparece después del lavado del cabello
  • El pelo está áspero y mate

TIENES CASPA GRASA SI:

  • Las escamas son gruesas y de color blanco-amarillento
  • La descamación es más abundante en la zona frontal, alrededor de las orejas y en la nuca.
  • Las escamas están adheridas al cuero cabelludo formando placas
  • El cuero cabelludo es graso
  • El picor es frecuente y el cuero cabelludo está enrojecido

Causas que influyen en la aparición de caspa

El estrés y las enfermedades, debido a que debilitan el sistema inmunitario (o de defensa) del cuerpo, son los principales factores que la agudizan. La caspa también se puede agravar a causa de la contaminación y en los cambios de estación.

Estación del año

Aunque no existe una explicación científica, las estadísticas muestran que la caspa se manifiesta de forma más aguda en invierno (octubre-diciembre) pero decrece en verano.

 Situación del recambio de la epidermis del cuero cabelludo

Como hemos comentado antes, en la caspa se produce un aumento de la velocidad de recambio de las células, si lo normal es que las células tarden aproximadamente 28 días desde que se producen hasta que se descaman, en la caspa este tiempo se ve reducido y esto conlleva a que ese corneocito no se queratinice de manera correcta y se desprenda en forma de placas en lugar de hacerlo de una forma inapreciable.

Edad- factores hormonales

Los factores hormonales parecen estar muy relacionados con la caspa, de tal forma que es raro observar caspa en niños o en personas mayores, momentos de la vida en que no hay tanta acción de las hormonas sobre las glándulas sebáceas.

Desequilibrio de la flora microbiana

Se ha visto que en la caspa hay predominio de un microorganismo denominado Malassezia furfur que puede llegar a constituir el 75% del total de la microbiota del cuero cabelludo y que es capaz de digerir los triglicéridos del sebo y transformarlos en ácidos grasos libres que son irritantes para el cuero cabelludo, al irritar el cuero cabelludo, generan un aumento de la producción de células cutáneas, dando lugar a la caspa

¿Cómo tratar la caspa? – Tratamiento de la caspa efectivo

La caspa es un problema crónico que suele cursar con brotes.

Esto es algo que no debemos perder de vista, con lo que debemos ir jugando con los diferentes tratamientos para mantenerla a raya. Una de las recomendaciones es alternar entre un champú suave como Tricomed champú frecuencia con Clinityol champú anticaspa

El champú anticaspa, tu mejor aliado

El crecimiento excesivamente rápido del hongo Malassezia furfur y la acumulación de células muertas (o escamas) hacen que la higiene del cuero cabelludo sea esencial para mantener la caspa bajo control.

Los champús anticaspa contienen distintos principios activos, que actúan a varios niveles:

Citostáticos: disminuyen la multiplicación de las células de la epidermis para así frenar la descamación excesiva. El citostático más utilizado es el piritionato de zinc (o zinc-piritiona).

Exfoliantes o queratolíticos: disgregan las placas de escamas adheridas al cuero cabelludo para que el agua las arrastre con facilidad. Las sustancias queratolíticas más empleadas son el ácido salicílico y la urea. En ocasiones se complementan con extractos de plantas de acción similar como el extracto de sauce.

Antisépticos: frenan el crecimiento de Malassezia, el hongo responsable de la caspa. Los más habituales son la piroctona olamina, el climbazol y los extractos de algunas plantas como la manuka y el tomillo.

Calmantes del picor, como el bisabolol y los extractos de avena y caléndula.

Hidratantes como el pantenol y la glicerina, en los champús destinados a la caspa seca.

Antiseborreicos o reguladores del sebo, en caso de los champús para la caspa grasa. El más empleado es el bioazufre fluido.

Los champús anticaspa pueden incluir uno, dos o más principios activos. Elige siempre un champú que combine varios activos ya que la eficacia anticaspa es notablemente superior a la de las fórmulas más sencillas.   

¿Qué champú anticaspa elijo?

Por ejemplo,  Clinityol Champú Tratante Anticaspa  incluye hasta 4 principios activos que actúan eficazmente frente a la caspa seca y la caspa grasa.

Es importante remarcar que la variedad y la concentración de los activos son factores determinantes en la eficacia del tratamiento anticaspa. Y la calidad tiene un precio. De ahí que los champús más completos, que emplean varios activos anticaspa y a mayores concentraciones, sean mucho más eficaces -incluso a corto plazo- que los champús anticaspa económicos que encuentras en el supermercado.

En otras palabras, si tienes caspa, utiliza un champú anticaspa de calidad y no “pierdas el tiempo” usando champús que, por su bajo precio, solo contienen un único activo y a mínima dosis.

El tratamiento anticaspa, paso a paso:

La caspa se presenta en ciclos, es decir, desaparece y aparece nuevamente al cabo de un tiempo, generalmente en los períodos en los que nuestro organismo está debilitado por el estrés, el cansancio, la mala alimentación o los cambios de clima.

Los períodos con caspa pueden ser cortos o muy largos si se trata de caspas resistentes. En este caso, es recomendable consultar con el dermatólogo y utilizar también lociones anticaspa para reforzar la acción del champú.

Si solo usas champú, toma nota. Al inicio del tratamiento, lava siempre el cabello con el champú anticaspa (2-3 veces por semana). Haz movimientos suaves para no irritar en cuero cabelludo y deja reposar el champú 1-2 minutos para que los activos actúen antes de aclararlo.

Una vez que la caspa casi haya desaparecido, alterna el champú anticaspa con un champú muy suave como Tricomed Champú Frecuencia. Utiliza el champú anticaspa cada 15 días para evitar que la caspa vuelva a aparecer.