Las manchas en la cara no son un problema fácil ni rápido de solucionar. Requiere de mucha constancia y paciencia.

No cabe duda de que uno de los factores que afectan a que nuestro rostro tenga un aspecto más joven es la luminosidad de la piel.

Muchas veces cuando se habla de envejecimiento únicamente pensamos en las arrugas o la flacidez y nos olvidamos de un factor fundamental como es la uniformidad en el tono de la piel que es lo que marca la diferencia entre un rostro con aspecto fresco y lozano y otro más agotado y cansado. A medida que envejecemos, la piel se vuelve más fina, menos compacta y comienzan a observarse las consecuencias del fotoenvejecimiento, empiezan a aparecer zonas hiperpigmentadas (manchas marrones) haciendo que el cutis adquiera un tono irregular.

¿Por qué aparecen las manchas oscuras en la piel?

Aunque los dermatólogos señalan al sol como máximo responsable de las hiperpigmentaciones, hay otros factores implicados como los cambios hormonales generados durante el embarazo o la menopausia, la ingesta de determinados fármacos fotosensibilizantes como los anticonceptivos orales o algunos tipos de antibióticos e incluso el estrés.

Manchas marrones en la cara

Ante la aparición de una mancha oscura en la piel, lo primero será descartar que no se trata de una mancha “peligrosa” y, cuando decimos ésto, nos referimos a una mancha o lunar que cambia bruscamente de forma, color, tamaño, que crece o que sangra, o pica… si esto ocurre,  debe alertarnos y hacernos consultar a un dermatólogo, ya que puede ser un síntoma o signos inicial de un melanoma o cáncer de piel. En caso contrario se puede tratar con diferentes activos cosméticos.

En general podemos distinguir 2 tipos de manchas marrones:

Las manchas solares o también conocidas como léntigos benignos

Son manchas producidas por el sol que aparecen tanto en hombres como mujeres a partir de los 50 años. Suelen darse en el dorso de las manos, las sienes o las mejillas, zonas que han recibido mucho sol durante toda la vida. El color de los léntigos va desde el marrón claro hasta el oscuro. Normalmente tienen una forma regular, con bordes bien delimitados y un color uniforme. Es frecuente encontrar este tipo de manchas después del verano, tras habernos expuesto al sol de forma excesiva.

Como eliminar las manchas marrones en la piel.

Melasma

Se trata de manchas marrones  que suelen aparecer en la zona central del rostro, la mandíbula o debajo de las ojeras entre los 20 y los 30 años de edad.

Son manchas de bordes irregulares que suelen aparecer de forma simétrica o sea que suelen aparecer a ambos lados del rostro.

Este tipo de manchas tienen un componente genético importante, de tal forma que en un porcentaje muy alto hay antecedentes familiares. El componente hormonal también suele estar muy presente, de tal forma que es frecuente encontrarlo en personas que toman anticonceptivos, personas con tratamientos de terapia hormonal sustitutoria (menopausia) o en el embarazo.

Si hace su aparición durante el embarazo se llama cloasma o paño de la embarazada. Estas manchas en la cara durante el embarazo suelen desaparecer tras dar a luz, en el caso de que no desaparezcan se denominará melasma.

Eliminar Manchas Marrones en la piel

Quitar las manchas marrones en la cara puede ser algo largo y cansado, lo sabemos…

Lo primero que debes saber es que el protector solar debe formar parte de tu vida hasta para ir a comprar un momento a la esquina, da lo mismo que sea verano o invierno. Es posible que pienses que en invierno prácticamente no hay sol, que muchos días están nublados, y que, total, para que te vas a proteger. La mala noticia es que eso no afecta a una parte de la radiación solar que se denomina radiación UVA. Y es que la radiación UVA está presente durante todo el año con la misma intensidad.

Causas de la aparición de manchas marrones en la cara

Además del sol hay otras causas que pueden generar las manchas:

Causas internas

  • La predisposición genética: para esto lo mejor es mirar qué ha pasado en tu familia ¿tienes madre, abuela, tía con manchas? Es muy posible que exista una predisposición familiar a tener manchas. Si tu piel es bastante morena, las posibilidades de que padezcas de manchas también son mayores
  • Problemas hormonales: ante esto lo ideal es acudir a tu ginecólogo y que ponga tratamiento. Es difícil que puedas saberlo por anticipado, pero sí a través de una analítica para ver qué tal está tu nivel de tiroxina o el de tus hormonas.
  • El embarazo: lo único que puedes hacer para evitar la aparición de manchas es no exponerte al sol de forma incontrolada y, por supuesto, utilizar un protector solar con alto factor de protección.

Causas externas

  • Utilización de medicamentos fotosensibilizantes como por ejemplo algunos antinflamatorios como el ibuprofeno o el diclofenaco. Antibióticos como las tetraciclinas y cefalosporinas. Algunos medicamentos para la tensión como el captopril y el enalapril. Algunos fármacos que puedes tomar para dormir como son las benzodiacepinas y barbitúricos. Muchos de los nombres que he citado puede que te suenen a chino, pero siempre lo puedes encontrar en la composición de los medicamentos. También puedes preguntar a tu médico de cabecera o a tu farmacéutico.
  • La contaminación ambiental: ante esto lo ideal es que limpies muy bien la piel al menos antes de irte a la cama y que utilices antioxidantes para contrarrestar la acción de los radicales libres.
  • Perfumes o sustancias perfumantes que entran en la composición tanto de perfumes como de los cosméticos y que pueden ser fotosensibilizantes, provocando manchas en la piel.
  • Uso de anticonceptivos o terapia hormonal sustitutoria (la que se utiliza para tratar los síntomas de la menopausia entre otros) también estas sustancias son capaces de provocar manchas en la piel.

Trucos para eliminar las manchas marrones

  • Ejercita el arte de la PACIENCIA y la CONSTANCIA. Antes de empezar un tratamiento para las manchas en la cara, es MUY IMPORTANTE que sepas que es largo, no verás resultados antes de un mes, y que debes ser perseverante. No vale poner la crema hoy y volver a ponerla dentro de dos o tres días.
  • Realiza un PEELING antes de iniciar el tratamiento despigmentante, de esta forma exfoliarás (eliminarás) la capa más superficial de la piel y conseguirás una piel más luminosa y uniforme,  además de mejorar la eficacia del tratamiento, ya que aumentarás la penetración de los principios activos blanqueantes. Te recomendamos utilizar Glycosal peeldurante 1 semana, 2 veces/día. Empieza retirando el producto con agua a los 5 minutos de haberlo puesto, podrás ir aumentando el tiempo hasta 15 minutos a medida que pasen los días.
  • Utiliza ALTA PROTECCIÓN SOLAR. Desde mi punto de vista es mejor utilizar un protector solar independiente al producto antimanchas, se controla mejor la cantidad de producto que se aplica sobre la piel. Te recomendamos Heliokos crema solar facial FP50+, un producto no graso que no blanquea y dejará tu piel con tacto aterciopelado.
  • Aplica primero el DESPIGMENTANTE,  antes de la protección solar. Para ello espera a que se absorba el producto para las manchas, te recomiendo nuestro producto para uso en casa MELA-XPERT corrector anti-manchas  y, posteriormente, aplica el protector solar Heliokos crema solar facial FP50+ , ¿cuándo? cuando vayas a salir a la calle, a conducir o, simplemente, a tender la ropa en la azotea o en la ventana. Es decir, cuando haya posibilidad de que te dé el sol por muy poco que sea.
  •  ¿Y hay algo más que puedas hacer? Sí, si quieres un tratamiento de choque. Puedes utilizar como tratamiento de noche nuestro booster super concentrado Mela-xpert whitenning concentrate, un coctail a base de ácidos y de vitaminas para aplicar 2 veces/semana, al principio retirando el producto con agua al cabo de unos 10 minutos y a medida que te vayas acostumbrando lo podrás dejar durante más tiempo. Como tratamiento de día y para complementar con el tratamiento de noche, te recomendamos nuestro concentrado a base de vitamina C estabilizada, C-OX stabilized vitamin C.

Mejores Tratamientos de las manchas marrones en la cara

Según la Academia Española de Dermatología y Venereología, la medida más eficaz para tratar las manchas marrones es mediante la utilización de un producto solar con un índice de protección elevado y por supuesto evitando la exposición solar en horas de máxima radiación.

Es importante que entiendas que los tratamientos para las manchas son lentos y que debes ser muy constante para conseguir resultados y mantener las manchas a raya.

Para tratar las manchas lo ideal es que utilices una combinación de productos, el más activo por la noche y otro combinado con la protección solar, por la mañana.

Son muchos los ingredientes activos que se pueden utilizar en el tratamiento de las manchas marrones de la piel. Entre ellos podemos citar

Arbutina: Es una sustancia activa natural que se encuentra en las hojas de gayuba, también denominada “uva de oso” (bearberry) o Arctostaphylos uva-ursi. Es un derivado de la hidroquinona que inhibe eficazmente la actividad de la tirosinasa y, por tanto, la producción de melanina.

Ácido kójico o su derivado dipalmitato de ácido kójico: Procedente de la fermentación aeróbica del arroz por Aspergillus y Penicillum. Actúa inhibiendo a la tirosinasa (enzima clave para la síntesis de la melanina) por quelación del ión cobre de una forma bastante compleja y diferente a otros activos despigmentantes.

Ácido azelaico: Se utiliza en los cuadros de hiperpigmentación postinflamatoria. Es un inhibidor de la tirosinasa, antiséptico e inhibidor de la alfa reductasa, por eso se aplica también en el tratamiento del acné. Su efectividad como despigmentante se limita a las manchas hiperpigmentadas, ya que no modifica la intensidad del color de la piel normal.

Alfa-hidroxiácidos: Entre ellos podemos citar el ácido glicólico, ácido láctico, ácido málico o ácido cítrico. Su nivel de eficacia depende del tipo de ácido utilizado y del pH de la fórmula final. Son más eficaces los ácidos con un menor tamaño molecular (ácido glicólico) y pH más ácidos. Intervienen en los procesos descamativos del estrato córneo. Ayudan a eliminar las primeras capas de células córneas, más pigmentadas por lo que  tienen un efecto coadyuvante de los activos reguladores de la pigmentación.

Diacetilboldina: Actúa estabilizando la tirosinasa en su forma inactiva, un mecanismo de acción poco habitual entre las sustancias despigmentantes.

Derivado del ácido dioico: Procede de la fermentación del ácido oleico. Inhibe el metabolismo de síntesis de la melanina por inhibición de la transcripción de los genes implicados en la formación de la tirosinasa.

Vitamina C: es un antioxidante con propiedades despigmentantes, unificadoras del tono e iluminador de la piel.

Manchas blancas

Las manchas blancas en la piel se forman por la disminución en la síntesis del pigmento que da el color a la piel, la melanina.

Las manchas blancas de la piel que aparecen en las piernas, los antebrazos y la espalda fundamentalmente, son motivo de preocupación estética en las personas que las padecen, y especialmente en verano ya que son más evidentes cuando el resto de la piel está bronceada. Afortunadamente, no revisten gravedad y sí se puede “hacer algo” para eliminarlas o al menos mejorar su aspecto.

¿Por qué aparecen las manchas blancas en la piel?

Las manchas blancas en la piel se forman por la disminución en la síntesis de la melanina, el pigmento que da color a la piel. Por esta razón también reciben el nombre de hipocromías o hipomelanosis.

Surgen por diversas causas y se deben a gran variedad de factores: herencia genética, alteraciones del sistema inmunitario, infección de hongos e incluso el estrés, tal como detallamos más adelante.

Hay diferentes tipos:

Hipomelanosis guttata idiopática

A pesar de este nombre tan difícil,  es el tipo de mancha blanca más habitual.

Son manchas pequeñas y abundantes que se suelen localizar en el dorso de los antebrazos y en la parte baja de las piernas principalmente en mujeres de piel clara a partir de los 30-40 años

A pesar de que su origen es desconocido parece estar relacionada con la alta exposición solar, por lo que se considera un signo de fotoenvejecimiento de la piel.

Vitíligo

Es la hipocromía más conocida desde que se supo que el rey del pop, Michael Jackson, padecía vitíligo. En los últimos tiempos se ha vuelto a hablar de esta alteración -que afecta al 2% de la población- gracias a las campañas publicitarias protagonizadas por la modelo con vitíligo Winnie Harlow.

Se trata de la alteración más “grave” puesto que aparece por la destrucción de los melanocitos, las células de la piel que fabrican la melanina, y porque a menudo va acompañado de otras patologías como el hipotiroidismo.

En caso de vitíligo, las manchas blancas están bien definidas y aparecen alrededor de los orificios corporales y en las eminencias óseas (frente, codos, rodillas). En muchos casos, las manchas tienen simetría bilateral, es decir, si hay una mancha blanca en el pómulo izquierdo generalmente aparece también en el pómulo derecho.

Pitiriasis versicolor

Se trata de una infección crónica superficial ocasionada por la proliferación del hongo Malassezia furfur.

Las manchas blancas son pequeñas, irregulares y con descamación fina, y se suelen localizar en la parte superior del tronco y el cuello. Es más frecuente en ambientes cálidos y húmedos y afecta sobre todo a la gente joven.

Pitiriasis alba

De causa desconocida, es más frecuente en las personas que tienen la piel seca e irritada, principalmente niños y pacientes con dermatitis atópica.

Las manchas son de tamaño variable y con bordes poco definidos. Aparecen principalmente en la cara, los brazos y las piernas.

Hipomelanosis guttata idiopática

Sin duda, es la alteración más habitual ya que se observa en más del 80% de las personas mayores de 70 años. Se presenta principalmente en mujeres, de piel clara y a partir de los 30-40 años. Las manchas, pequeñas y abundantes, raramente aparecen en el rostro sino que se localizan en el dorso de los antebrazos y la parte baja de las piernas.

Tiene origen desconocido aunque se sospecha que influye la predisposición genética. También se cree que está relacionada con el exceso de exposición al sol por lo que se considera como un signo más del fotoenvejecimiento de la piel.