La piel grasa es una piel que brilla, con poros más dilatados de lo normal y muchas veces se acompaña de puntos negros, espinillas y acné. En muchos casos suele ir acompañada de grasa en el cuero cabelludo, ese que tienes que lavar casi todos los días para que muestre un aspecto presentable.

¿Cuál es el origen de la piel grasa?

La piel grasa es una piel que tiene unas glándulas sebáceas más activas y por tanto produce más grasa de lo habitual. Hay varios factores que influyen en esta sobreproducción:

  • Factores genéticos
  • Factores hormonales: las hormonas masculinas o andrógenos son las responsables de activas las glándulas sebáceas para que éstas generen más grasa.
  • Factores externos, entre ellos el más importante es el estrés que provoca un aumento del cortisol, una hormona estimula las hormonas androgénicas que actúan sobre las glándulas sebáceas para que segreguen más grasa. Los agentes irritantes también pueden producir la sobreestimulación de las glándulas sebáceas.

¿Cómo podemos saber si la piel es grasa o aceica?

A continuación, detallaremos las diferentes lesiones que podemos encontrar en una piel de este tipo, para que el farmacéutico pueda valorar la gravedad del proceso y determinar si la piel es grasa o acneica.

Relieve irregular

En la piel grasa se produce junto al exceso de producción de grasa una ralentización de la renovación de las células de la capa más externa de la piel, de tal forma que estas células se acumulan y hacen que la grasa contenida en el folículo pilosebáceo no pueda salir de forma correcta hacia el exterior de la piel y produzca un relieve irregular en la piel, a la vista serían unos pequeños abultamientos cerrados sobre la piel

Poro dilatado

Todos los tipos de piel tienen poros, pero son las  pieles grasas las que los tienen más dilatados. Como este tipo de pieles producen más sebo, la pared del folículo pilosebáceo se deforma y hace que los poros se vean más que en otro tipo de pieles.

Brillos localizados

Las pieles grasas son las que presentan más brillos en la cara asociados al exceso de producción de lípidos por el folículo pilosebáceo.

Poro obstruido

Ya hemos comentado que las pieles grasas, tienen más producción de grasa y que ésta en muchos casos no se excreta hacia el exterior de forma correcta, de tal forma que se queda alojada en el interior del folículo, pudiendo formarse un tapón que obstruye el poro, así es como se forma el comedón y en su salida, suele ser frecuente verlo de color negro, que es lo que se denomina “punto negro” y que se debe a la oxidación de los lípidos acumulados dentro del folículo. En este punto ya empezaríamos a ver una piel con tendencia acneica.

Rojeces

La rojez en el folículo pilosebáceo puede asociarse a un futuro grano. Y esto puede deberse a que los lípidos en exceso pueden ser irritantes y provocar el comienzo de la inflamación.

Imperfección o grano

La obstrucción del conducto del folículo piloso por la grasa y células muertas, hace que todas estas sustancias se conviertan en un caldo de cultivo perfecto para los hongos y bacterias que habitan normalmente la piel, generando un sobre crecimiento de estos microorganismos, dando lugar a la generación de pápulas, pústulas o nódulos ( lesiones abultadas de color rojo). Aquí ya tenemos un acné que puede ser leve, moderado  o grave.

¿Dónde se produce la grasa?

Tenemos glándulas sebáceas en todo el cuerpo salvo en la palma de las manos y de los pies. Las zonas donde hay más glándulas sebáceas son la cara y la zona alta de la espalda y el escote

La piel grasa suele ser más evidente en los meses de más calor, la película que todos tenemos sobre la piel se mezcla con la humedad ambiental y cuando te pasas la mano por la frente, notas en los dedos esa sensación de grasita que tan poco gusta al que la padece…

 

¿Qué activos son las ideales para el tratamiento de la piel grasa?

Ácido salicílico: es uno de los ingredientes más utilizados para tratar las pieles grasas, ya que actúa disolviendo la grasa.

Alfa-hidroxiácidos: actúa como exfoliante. Disminuyen la fuerza con la que se unen las células más externas de la epidermis, estimulan la renovación celular y mejoran la hidratación cutánea. El más utilizado es el ácido glicólico.

Activos seborreguladores: hay diferentes tipos de plantas o de activos que actúan disminuyendo la secreción de grasa por parte de la glándula sebácea. Entre ellos podemos citar: tioxolona, cisteína, extractos de romero, limón, bardana, pepita de calabaza…

Retinol y derivados: actúan evitando la obstrucción del folículo y la posible infección.

 

¿Cuáles son los pasos de los tratamientos anti grasa?

Limpiar

La limpieza es uno de los pasos fundamentales, ya que elimina la acumulación de sebo de la superficie cutánea

Es importante limpiar la piel mañana y noche. Recomendamos Sebokos gel limpiador

Hidratar

Es muy importante hidratar con un cosmético específico. Se tiene la creencia de que la piel grasa no necesita hidratación. La grasa no tiene relación con el agua, de hecho se pueden encontrar pieles grasas deshidratadas. Sí se aconseja el uso de cremas hidratantes bajas en lípidos para mantener en buen estado la piel. Recomendamos Non gras crema hidratante 24h

Proteger del sol

Es imprescindible tomar el sol con una protección solar adecuada, en el caso de las pieles grasas, lo ideal será la utilización de formulaciones bajas en grasa.

El sol tiende a mejorar el acné en un primer estadío, posteriormente se puede generar un efecto rebote debido a que el sol reseca la piel y como consecuencia la glándula sebácea recibe la orden de sintetizar más grasa. Heliokos crema solar facial anti-age FP 50+

Exfoliar

Se recomienda la utilización de exfoliantes al menos una vez a la semana, ya que eliminan las células muertas más superficiales del estrato córneo y la suciedad de los poros, evitando la formación de granos o espinillas. Recomendamos Glycosal peel

Tratar

Se pueden utilizar diferentes productos que ayuden a generar un efecto seborregulador y en el caso de que se convierta en una piel con tendencia al acné utilizar productos con agentes antinflamatorios, con cierta acción contra las bacterias que están generando la infección. Recomendamos Sebokos crema-gel piel tendencia acneica

 

 

Aquí te dejamos algunos productos ideales para el tratamiento de la piel grasa