¿Cómo saber si tu piel es seca?

La piel seca (xerosis) es una circunstancia que presenta la piel que padece una parte importante de la población. Provoca sensaciones desagradables e incluso molestas, entre las que destacan la tirantez, descamación y picor.

Su origen se debe a una falta de lípidos que forman parte de la barrera natural de la piel o factor de hidratación natural y que tiene como misión impedir la evaporación del agua. Esta pérdida de agua es la que hace que la piel se vea rugosa, tirante y seca. Esto hace imprescindible el uso de cremas hidratantes para piel seca como tratamiento.

No hay que confundir una piel seca con una piel deshidratada. La piel seca es una condición permanente, de tal forma que tendrás que adaptar tu rutina de belleza a ella. La piel deshidratada puede afectar a cualquier tipo de piel y se produce por falta de cuidados, por el clima, por la toma de algún medicamento… siempre hay un factor que la desencadena.

¿Cuáles son los principales problemas de la piel seca?

Normalmente la piel seca tiene una menor protección frente a los agentes externos, de tal forma que es más sensible al frío, el viento o la contaminación. Tiene un manto hidrolipídico (capa protectora encima de la epidermis) con menor cantidad de lípidos y agentes hidratantes, lo que hace que sea menos flexible, menos elástica y con más tendencia a las arrugas y líneas de expresión.

Requiere de cuidados específicos que aporten agentes hidratantes o que eviten la pérdida transepidérmica de agua. Productos que ayuden a mantener la piel en equilibrio, a nutrir y a hidratar la piel.

Es una piel que en la juventud se ve como de porcelana, con poros imperceptibles, sin imperfecciones, pero a medida que se cumplen años, suele ser tendente a mostrar más arrugas.

La piel seca es más frecuente en las mujeres y suele aparecer principalmente en los brazos y las piernas, entre otras cuestiones porque estas áreas presentan una menor cantidad de glándulas sebáceas. Una de las zonas que más frecuentemente padecen de sequedad son los talones, donde es habitual que aparezcan grietas.

¿Por qué se seca la piel?

Son varios los factores que entran en juego:

Factores genéticos: en muchos casos hay una predisposición genética a padecer de piel seca.

La edad: a medida que cumplimos años la piel tiene tendencia a secarse más. Esto es debido a que las capas más externas de la piel pierden la capacidad de retener el agua.

Padecer algunas enfermedades como la dermatitis atópica, psoriasis, diabetes, enfermedad renal…

Factores externos como el frío, el viento, los ambientes secos (calefacción, aire acondicionado), el tabaco, el alcohol, la contaminación, algunos medicamentos (diuréticos, corticoides, anticonceptivos, etc), el sol, los cambios hormonales…

¿Cómo cuidar la piel seca?

La rutina de belleza básica de una piel seca se compone de los siguientes pasos: limpieza, exfoliación, hidratación y protección solar.

Limpieza

Se recomienda que la limpieza se haga con productos suaves y que no sean excesivamente secantes. En el caso de utilizar limpieza al agua, lo ideal es que se haga con productos sin jabón.

Rostro

Para la limpieza de la piel del rostro se pueden utilizar otros productos como leche limpiadora, aceite limpiador, soluciones bifásicas, aguas micelares…

Cuerpo

Para cuidar la piel del cuerpo es fundamental utilizar geles de baño sin jabón para la higiene y siempre aplicar posteriormente una leche corporal hidratante para reponer los lípidos que se han eliminado con el lavado. Lo más idóneo es que la ducha o el baño no se prolongue por más de 5 o 10 minutos, así como la temperatura del agua no debe superar la temperatura corporal. De hecho, el ducharnos con agua muy caliente puede aumentar los picores, con lo que el bienestar que te han podido generar unos minutos de placer se acaban en cuanto te secas. Lo ideal en estos casos es aplicar un aceite corporal o una leche para pieles atópicas que calmará la picazón.

Hidratación

Los productos para hidratar las pieles secas es importante que contengan elementos oleosos que aporten protección y nutrición. Son muchos los ingredientes activos que se pueden utilizar para hidratar la piel, entre los más conocidos se puede citar las proteínas, los alfa hidroxiácidos, el ácido hialurónico, la glicerina, los aceites ricos en ácidos grasos esenciales, etc.

Para la hidratación de la piel del cuerpo se requieren fórmulas más grasas, ya que tenemos menos glándulas sebáceas y por tanto nuestra barrera cutánea es más débil. Por eso es normal tener la piel del cuerpo más seca que la de la cara.

Exfoliación

La exfoliación es un paso fundamental en toda rutina de belleza, pero en el caso de las pieles secas es un imprescindible, de esa forma favorecemos la descamación y eliminación de la piel rugosa y cuarteada.

En el caso del rostro, se recomienda que la exfoliación se realice al menos una vez a la semana. Ayuda a que la piel luzca más luminosa y uniforme, mejorando las descamaciones. Además, mejora la absorción de otros productos.

Kosei recomienda la exfoliación con ácidos, como los presentes en Glycosal peel, en lugar de la exfoliación física, y es que los ácidos además de ayudar a renovar las capas más externas de la piel, ayudan a mejorar el envejecimiento y a hidratar la piel.

Para la piel del cuerpo recomendamos una leche corporal a base de ácido glicólico y láctico que ayudan a eliminar las células muertas de la piel, dejándola suave e hidratada. Y es que según los dermatólogos, el uso diario de un ácido que produzca un efecto peeling, es un gran anticancerígeno, ya que se fuerza la generación de piel nueva.

Protección solar

El fotoprotector solar es un producto imprescindible en cualquier tipo de piel y si cabe más, en el caso de las pieles secas. Y es que la radiación solar es capaz de provocar numerosos problemas en la piel como deshidratación, envejecimiento y manchas entre otros.

La Ropa

En la medida de lo posible evita las prendas muy ajustadas y sintéticas. Apuesta por el algodón, mucho mejor si es orgánico. La lana a veces también es motivo de irritación.

Complementos Nutricionales

A veces no es suficiente con usar un gel corporal o cremas específicas para el rostro y cuello. Oblígate a beber al menos un litro y medio de agua al día, come fruta y verdura a diario y complementa tu alimentación con suplementos específicos para pieles secas y para determinados momentos del año.

¿Qué podemos hacer por ti?

Te ofrecemos diferentes formulaciones hidratantes para ayudarte a tener una piel cuidada y en buen estado. Encuentra todo lo relacionado con la piel seca: limpieza, exfoliación, tratamiento… tanto para la cara como para el cuerpo.