Cuidado de la piel, Cuidado facial

Rutinas faciales para un rostro limpio y sano

Aunque todas las partes del cuerpo requieren de sus mimos, es normal que tendamos  a centrar la atención en mantener la piel del cutis suave y libre de cualquier imperfección. Al fin y al cabo es la zona más delicada y expuesta a los cambios de clima y contaminación del ambiente.

Por suerte, las rutinas de belleza son un buen hábito que, sin gran esfuerzo, nos ayudan a cuidar la piel de manera continuada en el tiempo.

Sentirnos bien exige sacar tiempo, casi de donde no lo hay, del ajetreo diario. Hoy te traemos algunas rutinas faciales para un rostro limpio que deben pasar desde ya, al “must” de tareas a ejecutar al levantarnos y al acostarnos.

6 pasos para una rutina de limpieza facial eficaz

La fórmula más sencilla para saber cómo realizar una limpieza sería usar estos productos: limpiador + tónico + hidratante.

Pero cada piel es un mundo y algunas sufren más o simplemente no se han sometido a cuidados adecuados a lo largo de los años. En este caso podríamos necesitar una higiene facial profunda. Normalmente será un profesional el que nos la recomiende y de hecho lo ideal es contar con su consejo para que analice el estado de la piel y nos indique un tratamiento personalizado.

A nivel general, en toda rutina facial no deberías olvidar:

  1. Desmaquillarte: si quieres tener un cutis limpio, desmaquilla tu rostro cada día antes de acostarte. La procrastinación no es buena aliada de la piel. No valen excusas ni pereza. Dormir con maquillaje genera puntos negros y abre los poros, favoreciendo el que aparezcan el acné y las arrugas.

2. Lavar el rostro: hazlo al menos dos veces al día. En el ambiente hay bacterias que penetran en la piel. Eso unido al maquillaje, hacen que la piel del rostro sea portadora de gran cantidad de gérmenes. Lávate la cara con un gel o espuma limpiadora que no contengan jabón (el jabón tiene un pH demasiado alcalino que puede desequilibrar en exceso el pH ácido de la piel) antes de dormir y al despertar.

3. Limpieza profunda: te ayudará a hidratar y mantener el equilibrio de tu cutis. Al menos dos veces por semana exfolia y aplica una mascarilla facial acorde a tu tipo de piel. En caso de tener piel grasa, busca el restablecimiento del equilibrio. Los productos de la línea Mix & Combine combinados con mesoterapia pueden ser una buena opción.

4. Masaje: elimina los productos de tu cara con la ayuda de una toalla húmeda, seca bien y aplica Kosei Crema non gras hidratante piel grasa dándote un ligero masaje, incluyendo el cuello y el escote.

5. Hidratación: todos los días antes de maquillarte, aplica una crema hidratante, y espera a que la piel la absorba por completo. Lo mismo debes hacer antes de acostarte.

Todos estos cuidados puedes llevarlos a cabo en tu casa, creando tus rutinas faciales que más se adapten a tú tipo de piel y de esta manera conseguir un rostro limpio. En la medida de lo posible,  apóyate en la vitamina E, que te ayudará a lidiar con los radicales libres que son tan dañinos para la piel de tu rostro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados