peluqueria

Los poros abiertos ¿un problema con solución?

Siempre he envidiado la piel de mi hermana, una envidia sana, entiéndeme. Me encanta su piel de melocotón, esa piel lisa, sin poros visibles que a todas nos gustaría tener.

Los poros no son más que pequeños agujeritos de la piel, suponen el orificio externo del canal de salida de la glándula sudorípara y sebácea. El tamaño es diferente según la persona, normalmente las pieles grasas son las que suelen tener poros más visibles.

Las zonas más propensas a padecer poros abiertos son la nariz, el mentón, la barbilla –la zona T en general– ya que se trata de la zona más grasa del rostro.

¿Podemos hacer algo para mejorar el poro abierto?

La genética ¿tiene toda la culpa?

El tamaño de los poros está determinado principalmente por nuestros genes, así que en teoría, no podríamos hacer nada para cambiar el tamaño de los mismos. Sin embargo, el cuidado de la piel puede tener su importancia. Cuando los poros se llenan de células muertas o de secreción grasa, éstos se ven más grandes. Es frecuente observar que, a medida que se envejece, los poros se encuentran más abiertos, debido justamente a eso, a que se encuentran llenos de sustancias de desecho. Una mala alimentación, los malos hábitos de limpieza, fumar o la contaminación ambiental, no harán más que empeorar la situación.

Los hombres lo sufren más

En general la piel masculina es más grasa que la de la mujer, de ahí que puedan ser más propensos a poros más grandes y visibles que los de las mujeres.

Higiene deficitaria

La forma más fácil y efectiva de mejorar los poros abiertos es evitar que se acumulen células muertas e impurezas, para lo que te recomiendo lo siguiente:

a-   Mantener la piel limpia.   Nunca irte a dormir con el maquillaje puesto o sin haber realizado una higiene correcta. Nuestra recomendación Sebokos gel limpiador piel grasa o VM espuma limpiadora facial en función del tipo de piel que tengas, aptos para público femenino como masculino.

b-  Utilizar un exfoliante: existen en el mercado diferentes tipos de productos para exfoliar la piel, desde mascarillas purificantes, scrubs o peelings a base de alfa hidroxiácidos (AHA) como nuestro Glycosal peel, un producto a base de ácido glicólico y ácido salicílico del que ya te he hablado en anteriores post. Los alfa hidroxiácidos son fantásticos para eliminar las capas más superficiales de la epidermis ya que ejercen una función descohesionadora de los corneocitos (células de la capa más superficial de la dermis)

No esperes milagros

No existen soluciones totales para hacer disminuir el tamaño de poro, pero como hemos comentado, sí podrás mejorarlos.

Nuestras claves (para casa) para disminuir los poros abiertos serán:

1.- Limpiar la piel mañana y noche con un producto de higiene facial y nunca, nunca irte a dormir sin haber limpiado la piel.

2.- Utilizar 1 vez a la semana un exfoliante tipo peeling de AHA (alfa hidroxiácidos), el tiempo de permanencia dependerá del tipo de piel que tengas, cuanto más sensible menor tiempo.

3.- Utilizar productos cosméticos de tratamiento que no aporten un exceso de grasa o que tengan un efecto afinador del poro. Si lo que quieres es hidratar tu piel te recomiendo Kosei Crema hidratante non gras para piel grasa y si quieres una crema de tratamiento que tenga un ligero efecto exfoliante y seborregulador, la recomendación es Sebokos crema-gel para piel con tendencia acneica, un producto de alta tecnología donde se ha unido un lipoaminoácido con un extracto de canela junto a ácido salicílico de marcado efecto exfoliante y queratorregulador; además, este producto contiene unas esferas que ayudan a aportar un efecto matificante.

La recomendación de nuestra esteticista Mérida García para realizar un tratamiento de poros abiertos en cabina es efectuar una higiene profunda que contempla los siguientes pasos:

  1. Limpiar la piel mediante un producto de higiene facial adaptado al tipo de piel: Sebokos gel limpiador piel grasa o VM espuma limpiadora facial
  2. Realizar un peeling con AHA como Glycosal peel durante 5 minutos y retirar con agua.
  3. Aplicar vapor ozono sobre la piel a tratar, un equipo que últimamente tiene un uso controvertido, hay profesionales que no están muy de acuerdo con su aplicación. Mérida García nos comenta que para ella, es fundamental su utilización si queremos realizar una buena higiene. El tiempo de aplicación y la distancia a la que colocar el equipo sobre el rostro o la zona a tratar dependerá de la sensibilidad individual.
  4. Extracción manual de puntos negros e impurezas.
  5. Aplicar espátula de ultrasonidos sobre la piel humedecida (opcional).
  6. Realizar un tratamiento de hidratación profunda con mesoterapia virtual y nuestro producto Kosei Fill hyaluron a base de ácido hialurónico de bajo peso molecular.
  7. Aplicar una mascarilla activa fría, Mérida nos recomienda realizar la mascarilla in situ aplicando unas gotas de Densens concentrate sensitive skin sobre la piel mediante un suave masaje y sobre ella una capa de tro gel de ultrasonido y pasar sobre él el manípulo de frío de nuestro equipo Meso easy system.

¿Qué técnicas utilizas en tu salón para tratar los poros abiertos? Estaremos encantados de escuchar tus propuestas.

Me gustaría leer tus comentarios abajo y si te ha gustado, suscríbete para no perderte nuestro próximo post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.