Un tratamiento profesional siempre debe empezar con una limpieza y exfoliación o peeling. Es muy recomendable eliminar las capas más superficiales de la piel para favorecer la renovación celular y así conseguir una piel más joven y luminosa. El peeling químico permite atenuar manchas de la piel, marcas de acné, pequeñas arrugas etc.

Mostrando todos los resultados (2)

Show sidebar