peluqueria

Cómo hacer una trenza de espiga

Cu00f3mo hacer una trenza de espiga

Que las trenzas son tendencia es algo que todos sabemos, y cada vez más, por la comodidad que suponen en nuestro día, tanto para un evento informal, o a veces incluso formal, y también por el estilazo que tienen. Existen muchos tipos de trenzas, por lo que estamos seguros de que te habrás rendido ante alguna.

Tenemos las trenzas inglesas tradicionales, de raíz, de espiga… de esta última es de la que te hablaremos hoy: cómo hacer una trenza de espiga.

Una trenza muy original, que nos da un resultado espectacular, y que aunque parezca demasiado complicada, no lo es, solo requiere un poco de práctica. Tú misma puedes hacértela e ir estupenda con tu trenza de espiga.

Cómo hacer una trenza de espiga

La trenza de espiga tiene su técnica propia, y puede resultar sofisticada, pero puedes darle un aire informal despeinando un poco la trenza y abriéndola con los dedos. Utiliza una goma muy fina y sencilla para sujetarla, así le das protagonismo a la trenza, y no a su sujeción.

Cómo hacer una trenza de espiga

En este ejemplo, vamos a mostrarte cómo hacer una trenza de espiga lateral, con el pelo hacia un lado, pero como hemos visto en la imagen anterior, también puedes hacerla trasera, haciendo en ese caso la raya en medio, a un lado, o incluso sin raya, con todo el pelo hacia atrás, eso dependerá de tu gusto.

    1. Primero debes peinar bien tu pelo, y alisarlo; lo mejor es hacerlo sencillamente con cepillo y secador, puesto que con la plancha quedará demasiado alisado y con poco volumen. Con el secador le darás volumen y eliminarás el encrespamiento. Pero antes de eso, recuerda desenredarlo bien, es esencial para que quede una bonita trenza de espiga, sin nudos ni pelo encrespado.
    2. Hazte la raya al lado, y divide el pelo en dos grandes mechones colocados en el lateral, con los que vas a hacer la trenza de espiga.
    3. Coge, del mechón más cercano a la cara, un poco de pelo, y posteriormente a eso, haz lo mismo con el otro mechón, cruzando ambos mechones de pelo que has separado y tensándolos bien.
    4. Haz lo mismo con los siguientes mechones, cogiendo un poco de pelo de cada mechón grande y uniéndolos entre sí, así sucesivamente hasta el final.
    5. Sujeta el pelo sobrante con la goma que te hemos indicado más arriba, de forma que quede bien sujeta.

Para la parte delantera, si has dejado algún mechón suelto, dale forma con el secador o la plancha de pelo, hacia afuera, para darle el toque final al peinado. Como complemento, también puedes poner un pendiente largo en la parte contraria a la trenza, solo en una de las orejas, que sea bastante llamativo.

En cuanto a la soltura de la trenza, como hemos comentado, puedes tensarla mucho, o bien dejarla más suelta, de modo que tenga un efecto más informal. Si quieres optar por la trenza más suelta, simplemente cuando estés trenzando el pelo, no tenses tanto los mechones, para que quede más suelta. Eso si, sujétalos bien, para que no se suelten con el paso del tiempo ¡Y ya tienes tu trenza de espiga! ¿Te atreves con este tipo de trenza de espiga o prefieres otra modalidad de trenza?

Si quieres ver otos peinados con trenzas, cecha un vistazo a este recogido con trenzas.

Cómo hacer una trenza de espiga

www.mujeraldia.com / www.cuorestilo.com


Me gustaría leer tus comentarios abajo y si te ha gustado, suscríbete para no perderte nuestro próximo post.


{loadposition articulosrelacionados} {loadposition articulosautor}

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.