peluqueria

Champú sin sulfatos. ¿La moda del SIN?

 ¿Por qué tienen tan mala fama los champús con sulfatos?

La moda del Sin, sin sulfatos, sin sal, sin parabenos, sin perfume, sin siliconas…son tantos los ingredientes que han entrado en las listas negras, por unos u otros motivos que cada vez se nos pone más cuesta arriba a los formuladores la tarea de desarrollar un cosmético.

Hoy me toca hablar de los champús sin sulfato ¿es tan malo como lo pintan?

Tensioactivos

Dentro de la palabra “sulfatos” se encuentran multitud de ingredientes como los siguientes:

 – Sodium Laureth sulfate, Myreth sulfate,  Lauryl Sulfate

– Ammonium Lauryl sulfate,  Laureth Sulfate

– Sodium C14-16 Olefin Sulfonate

– TEA Lauryl Sulfate

– TEA-dodecylbenzenesulfonate

– Sodium Alkylbenzene Sulfonate

– Ammonium o Sodium Xylenesulfonate

Todos estos nombres los podéis encontrar en la lista que obligatoriamente deben insertar los fabricantes en las etiquetas de los productos cosméticos.

Los más populares dentro de los sulfatos son el lauril sulfato sódico (SLS) y el lauril éter sulfato sódico (SLES).

Ambos son tensioactivos muy utilizados en champús y geles de baño. Y ¿qué son los tensioactivos? Los tensioactivos son sustancias capaces de atrapar la suciedad (grasa, polvo y otros materiales)  englobarla en su interior para posteriormente ser eliminados con agua.

Los tensioactivos derivados del sulfato son agentes espumantes muy eficaces que crean una espuma abundante y cremosa cuando se mezclan con el agua. Aportan esa sensación de limpieza que genera la espuma cuando nos aplicamos un champú o un gel de baño. Inconscientemente asociamos la espuma a que hemos realizado una correcta limpieza y sin embargo, no en todos los casos es así. De hecho encontramos tensioactivos que no generan excesiva espuma y que tienen un buen poder limpiador.

Químicamente el SLS funciona de una manera muy similar al jabón. El jabón tradicional se obtiene haciendo reaccionar grasas o aceites con sosa o hidróxido sódico. La sosa es una sustancia muy alcalina que aporta al jabón un pH alto (pH básico). En el caso del SLS se parte del alcohol láurico, un alcohol graso presente en el aceite de coco o de palma que se sulfata mediante una reacción con ácido sulfúrico. Esto provoca que el pH final sea mucho más bajo (más ácido), más cercano al pH natural de la piel.

Como he comentado más arriba el SLS tiene un primo hermano que se denomina lauril éter sulfato sódico (SLES) al que se le ha añadido otro ingrediente químico que lo hace menos irritante que el primero, pero menos espumante.

Entre las desventajas de los tensioactivos con sulfatos

Desventajas Tensioactivos con sulfatos


– Pueden resecar el cabello.  
Los sulfatos tienen un alto poder limpiador con lo que arrastran toda la suciedad que pueda tener nuestro cabello, incluyendo los aceites naturales necesarios para mantener el cabello hidratado.

– Pueden causar irritación en el cuero cabelludo. Pueden provocar picor en la piel, debido a un arrastre excesivo del manto protector que tenemos sobre la epidermis.

– Provocan el encrespamiento del cabello. Este efecto es provocado por dos vías, una por la repulsión que se genera entre las proteínas del cabello que tienen carga negativa y el tensioactivo aniónico que también tiene carga negativa , lo que da lugar a que el pelo quede electrizado y la otra es porque estos tensioactivos son capaces de ejercer una acción limpiadora excesiva, dejando el cabello desprotegido y dando como resultado un cabello reseco y con tacto áspero.


Lo bueno de los tensioactivos con sulfatos

Ventajas tensioactivos con sulfatos


– Limpian en profundidad.  
Para una buena salud de nuestro cabello es necesario mantener el cuero cabelludo limpio y los champús con sulfatos se encargan de quitar todos los residuos y restos de producto.

– Eliminan las siliconas Si eres de las que usan sérum para el cabello, he de decirte que la mayoría de ellos contienen siliconas. Y para una correcta eliminación de las mismas necesitamos de tensioactivos con el suficiente poder detergente, como es el caso de los sulfatos.

– No es cierto que provoquen cáncer La Asociación Americana contra el cáncer así lo indica: los sulfatos no tienen capacidad para provocar mutaciones que generen tumores cancerosos. International Journal of Toxicology, Supplement, July 2010, pages 151S-161S.

Según la Dra Stefanie Williams, dermatóloga y directora médica de European Dermatology London, la mayoría de la gente utiliza champús que contienen sulfatos sin preocuparse por la irritación cutánea o del cuero cabelludo”. 

“Esto se debe a que se trata de un producto que se elimina mediante el aclarado, el tiempo de contacto es breve y, después del aclarado, queda una ínfima cantidad de SLS (si queda algo) sobre la piel/cuero cabelludo”.

Entonces ¿un champú con sulfatos necesariamente es irritante, deja el cabello áspero, hace que el color del tinte se pierda más fácilmente?

Champú efecto liso y antiencrespadoUn champú en general no sólo está formado por sulfatos, además contiene otra serie de ingredientes que ayudan a mejorar la peinabilidad, la irritación, la suavidad, el mantenimiento de la espuma, etc. como es el caso de nuestro champú nutritivo T-liss que ha sido diseñado para mantener el efecto liso y antiencrespado del cabello.

Hay que dejar claro que no todos los champús con sulfatos son iguales. Si son muy baratos desconfía, suelen contener una elevada proporción de sulfatos y es que este tensioactivo es económico y con unas propiedades detergentes excelentes.

Sin embargo estamos de acuerdo que no es lo mismo el Fairy, producto fabuloso para el lavado de los útiles de cocina y que contiene una alta cantidad de SLS que cualquier champú del mercado, por muy barato que sea. De hecho podemos encontrar champús y geles de baño con sulfatos que dejan el cabello manejable, suelto, sedoso y que no irritan el cuero cabelludo, todo es posible si realizamos un correcto diseño de la fórmula.

¿Es lo mismo un champú sin sulfatos que un champú sin sal?

Esta confusión me la he encontrado mucho en diferentes medios. La respuesta es NO, la sal es lo que denominamos cloruro sódico y suele introducirse en los champús para mejorar la viscosidad de los mismos. Suelen ser productos económicos que utilizan la sal para conseguir un producto  viscoso con un coste muy bajo. En los  casos en los que se introduce en la formulación en una cantidad elevada, uno de los inconvenientes que presenta es que deja el cabello electrizado.

Champú sin sulfatos - SENSIKOS Champú

Y para aquellos que a pesar de todo lo expuesto, prefieren no utilizar sulfatos existen champús sin estos ingredientes. No tienen la misma capacidad espumante ni detergente de los preparados con sulfato, lo que puede afectar psicológicamente a nuestra sensación de limpieza. Pero por el contrario, tienen un mejor perfil de tolerancia cutánea. Este es el caso de nuestro champú Sensikos para cuero cabelludo sensible.

 

¿Quieres leer más sobre otra tendencia más extrema que recomienda no lavar el cabello con champú- no poo-? puedes saber más aquí  

  

Me gustaría leer tus comentarios abajo y si te ha gustado, suscríbete para no perderte nuestro próximo post.
{loadposition articulosrelacionados}{loadposition articulosautor}
María José Tous María José Tous 

Licenciada en Farmacia. Jefe de desarrollo de Productos Cosméticos en Laboratorios Kosei. Postgrado en dermofarmacia y cosmetología (Universidad de Barcelona). Master en gestión empresarial para la Industria farmacéutica (Universidad de Barcelona). Especialista en Marketing (Barcelona Activa)

Conóceme mejor. Accede aquí a mi Bio

Contacta conmigo

María José Tous - LinkedIn

fuente imágenes:  theguardian.com / wagsdiary.skyrock.com / modelmayhem.com

 

 

Posts del mismo autor:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.