Mostrando todos los resultados 4

Ver barra lateral
Mostrar Todos

Descubre las mejores cremas para piel grasa

Las mejores cremas para piel grasa son aquellas que ayudan a tratar las imperfecciones de la piel, sin aportar un extra de grasa.

La piel grasa se caracteriza por poros dilatados, espinillas, puntos negros o acné… pero que no cunda el pánico hay productos especialmente dedicados a este tipo de pieles que nos ayudarán a tener estos problemas controlados.

¿Por qué se produce la piel grasa?

La mayor parte de las veces está ligada a un componente hormonal. Basta ver lo que sucede en la etapa de la pubertad, cuando las hormonas van revolucionadas a tope, o en las mujeres cuando están cerca de la menstruación, durante el embarazo (en algunos casos) o simplemente cuando padecen  de desarreglos hormonales. En todos estos casos se observa un nivel de producción de sebo por encima de lo normal, produciendo lo que se conoce como piel grasa con imperfecciones o en casos más agudos, piel con acné.

Para frenar estos problemas, la piel necesita de tratamientos específicos: cremas hidratantes y tratantes para piel grasa, geles para limpiar y corregir e incluso exfoliantes para mejorar el estado de las mismas.

Acné adulto

A pesar de que el acné se asocia con la adolescencia, se trata de un desorden cutáneo muy frecuente en la edad adulta, sobre todo en mujeres. Según datos de la Academia Americana de Dermatología, el acné adulto afecta al 35% de las mujeres entre 30 y 39 años, al 26% de las mujeres entre 40 y 49 años y nada menos que a 1 de cada 6 mujeres de 50 o más años.

El acné adulto es algo distinto al acné juvenil. Aparece en forma de brotes; predominan las lesiones inflamatorias (pápulas, pústulas y quistes); se localiza principalmente en el tercio inferior del rostro (mentón, zona peribucal y mandíbulas) y va acompañado de piel con aspecto apagado y textura irregular.

 Causas del acné adulto

Influyen diversos factores: desde los antecedentes familiares (hay predisposición genética a padecer acné en el 50% de los casos) a los cambios hormonales (síndrome premenstrual, embarazo, menopausia) pasando por el tratamiento con algunos medicamentos (corticoides y anticonceptivos con progesterona) y el uso de cosméticos excesivamente grasos.

El estrés desencadena muchos brotes de acné. En periodos de nerviosismo, el cuerpo reacciona fabricando cortisol y adrenalina, dos hormonas que activan la sobreproducción de sebo y la formación de comedones.

Consejos para combatir el acné adulto

 1. Limpia la piel 2 veces al día.

Si la limpias más a menudo, se irrita y hay un “efecto rebote” de fabricación de grasa y si falta higiene, el microorganismo Propionibacterium acnes se multiplica y el acné persiste.  Utiliza productos formulados específicamente para la piel acneica como Sebokos Gel Limpiador Purificante ya que incluye principios activos de acción bactericida, disgregantes de la capa córnea y reguladores del sebo.

Garantizan que no reengrasan ni ocluyen los poros.  Por ejemplo, por las mañanas aplica la Crema Hidratante Non-gras Piel Grasa y por las noches Sebokos Crema-Gel Piel Tendencia Acneica. Esta última contiene uno de los activos más recomendables para las pieles acneicas, que es el ácido salicílico. Es antiséptico y exfoliante suave por lo que combate el acné al tiempo que deja la piel suave y luminosa.

2. Usa únicamente cremas y maquillajes «libres de aceites» y «no comedogénicos».

 3. Olvida los polvos de maquillaje

Nada de colorete, polvos libres y compactos. No es cierto que «van bien para el acné porque secan la piel». Durante la fabricación de estos productos se emplean grasas y las partículas del polvo taponan los poros.

4. Usa fotoprotector a diario.

Evita que las lesiones de acné se oscurezcan y se conviertan en manchas. Elige un protector extraligero como Heliokos Fluido Solar Extremo Matificante Invisible SPF50, que además camufla los brillos de la piel.

5. No tomes el sol.

Aunque el acné mejora inicialmente, los rayos UV aumentan el grosor de la capa córnea y al cabo de unas semanas el acné empeora.

6. Sí a los peelings químicos.

Ya que desincrustan los poros y afinan la piel. Una opción excelente es Glycosal Peel Peeling.

7. ¡Cuidado con otras cremas!

El body-milk, la crema de manos y la mascarilla capilar pueden ocasionar acné si entran en contacto con el rostro.

8. No fumes.

Estudios científicos demuestran que el número de comedones aumenta a partir de los 10 cigarrillos diarios.

9. Come bien.

Te convienen alimentos con bajo índice glicémico (vegetales, cereales integrales), ricos en zinc (lentejas) y en ácidos omega-3 (pescado azul) que son antiinflamatorios.

10. No aprietes los granos.

Se inflaman, la infección se extiende y las lesiones se transforman en manchas.