peluqueria

Casa de campo – Teverga

Cuando Dionisio Acosta de Kosei profesional me propuso hacer una entrada para el blog en la que hablara de algo que me apasiona no lo dudé un instante.  Acepté la invitación y decidí hablar sobre mis estancias en el campo.

Mi familia tiene una casa en un pueblo de montaña en una zona asturiana cercana a la provincia de León por la zona de Babia. Y acudir allí siempre que puedo es una de las cosas que más me gusta hacer.


No sé si lo que me subyuga es el paisaje de cuento de hadas, metido entre bosques y rodeado de enormes rocas calizas o si lo que me entusiasma es la tranquilidad que allí consigo.

Me encanta la ausencia de ruidos y en contraste la presencia de mil sonidos que reflejan vida.

El sonido del agua del río que se desliza entre las piedras de los rápidos cercanos. Los trinos de los distintos pájaros, que cambian dependiendo de las estaciones. El cri-cri de los grillos escondidos bajo la hierba. Las esquilas de las vacas o las ovejas que pastan por los alrededores. El madrugador canto del gallo. Los ladridos de los perros. El susurro del viento entre los árboles.


Disfrutar de la caricia del sol, que en Asturias raramente calienta tanto como para ser un castigo.


Me gusta el sosiego de no tener horarios que cumplir, ni mil planes en la agenda, porque en Teverga no tengo más agenda que la que marcan el estómago y la luz.


Poder levantarme a la hora que me apetezca, que sea la luz lo que me despierta, poder respirar aire puro y dejar que el verde me rodee y me relaje, no tiene precio.

Es cierto que lo de tener “prao” – en Asturias llamamos así al césped – obliga a trabajar y más si la cortacésped se estropea y hay que recoger la hierba.


Y también es verdad que una casa grande y con años conlleva ciertos cuidados. Lo de dar cera, sobre todo cuando toca sacar brillo y la lucha titánica contra las moscas en la galería no son precisamente placeres, pero de la misma manera que en la ciudad hacer la limpieza es un engorro y siempre que puedo se la encasqueto a alguien, en el campo con mucho tiempo por delante, la idea de cuidar mi casa me gusta.

Es como cuando cuidas tu piel y no te apetece limpiarla por la noche, o echarle crema, necesitas un esfuerzo extra, pero compensa y sabes que a la larga se va a notar mucho. Y cuando mimo mi casa, luce con especial intensidad..

Tengo la sensación de que estoy creando algo, algo que va mucho más allá de limpiar o de segar para convertirse en crear un ambiente, conseguir que la sensación de sosiego que me hace feliz pueda llegar a otros. Porque disfrutar de un espacio, que yo encuentro mágico, es mucho mejor aun cuando lo hago en compañía.

Me encanta recibir amigos, empezar charlas que arreglan el mundo, disfrutar de una buena comida, de una sobremesa que se prolonga. Organizar meriendas que en verano son casi cenas y en los días buenos son fuera y terminan a la luz de las velas y con chaqueta porque enfría.

Lejos de los problemas, de las prisas, del asfalto y de las complicaciones, es más fácil dejarse llevar, sacar lo mejor de nosotros mismos y compartir la alegría de vivir.

Al final se trata de pararse y disfrutar de las pequeñas cosas. No hace falta mucho más.

{loadposition articulosrelacionados}{loadposition articulosautor}

 

Curra (www.elcaprichodemarqueza.com)

Me llamo Carmen, aunque en el blog soy Curra, como me llamaban en casa mis hermanos cuando era pequeña. Me encanta la moda. Y decidí, junto con Julián crear elcaprichodemarqueza.com en 2012, porque la práctica totalidad de los que encontraba de este tipo, iban dirigidos a chicas jóvenes o todo lo más a mujeres de cualquier edad.

A mí me parece que la cincuentena en que me encuentro es un momento de la vida, en que las mujeres sabemos donde estamos y sobre todo donde queremos estar.  Por eso me niego a vestirme como me imponen y trato de interpretar las tendencias, a mi aire.  Me apasiona contar historias, y detrás de cada imagen, de cada conjunto, de cada sitio, encuentro o me invento algún detalle que los personalice y los haga especiales.

Porque la moda es algo efímero, pero que va unido a nuestras vidas y es bonito recordarlo. Así que si os gusta la moda, os gustan las imágenes y os encanta leer pequeñas historias, “El capricho de Marquez@” será vuestro blog y vuestro capricho también.

Fotografías cortesía de elcaprichodemarqueza.com  / te invitamos a seguir a curra en su blog instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.