peluqueria

¿Cómo tratar el cabello graso? (1ª parte)

tratamiento cabello graso

Te desvelamos las causas, los cuidados y los consejos de experto que mantendrán tu pelo graso, limpio y ligero durante más tiempo.

Cómo tratar el cabello graso

Tu pelo es fino y sin volumen, con las raíces brillantes y pegadas al cuero cabelludo tan solo unas horas después de habértelo lavado; tienes el cuero cabelludo oleoso, con picores, enrojecido e incluso con olor peculiar.

Si reconoces estos síntomas, tu cabello es graso.

Aunque te parezca difícil, tu cabello puede tener un aspecto saludable y radiante… si sabes cómo cuidarlo.

¿Por qué tengo el pelo graso?

La hiperseborrea o fabricación excesiva de sebo aparece por varias causas:

Genéticas. Está demostrado que los varones, los adolescentes y quienes tienen antecedentes familiares de esta alteración son más propensos a tener hiperseborrea en el cuero cabelludo.

Hormonales. En algunas personas, las hormonas sexuales masculinas (andrógenos) se unen con gran facilidad a sus receptores situados en la glándula sebácea. En consecuencia, se produce un aumento en la secreción de grasa que comporta un aumento del tamaño de la glándula sebácea, de forma que ésta incluso fabrica más grasa.

En otras ocasiones, hay mayor actividad de la enzima 5-alfa-reductasa. Esta enzima se encarga de transformar la hormona testosterona en dihidrotestosterona, una hormona que estimula la producción de la grasa. Por tanto, las personas que tienen la enzima 5-alfa-reductasa más activa tendrán el cuero cabelludo más graso.

– La caspa puede acentuar la fabricación de grasa. Las escamas taponan los folículos capilares y absorben el sebo por lo que provocan el aumento del tamaño de las glándulas sebáceas y de la secreción de grasa.

– Otros factores como el estrés, los malos hábitos alimentarios (por ejemplo, las dietas ricas en hidratos de carbono y grasas animales), los productos capilares excesivamente grasos (aceites y mascarillas nutritivas) y el consumo de algunos medicamentos (antibióticos, diuréticos) también favorecen la hiperseborrea en el cuero cabelludo.

¿Cómo cuidar el pelo graso?

No pienses que, porque tu cabello se ensucie fácilmente y quede apelmazado, tienes que resignarte a que tenga un aspecto descuidado. Es posible mantenerlo limpio, bonito y con volumen si utilizas los productos adecuados. Toma nota:

El cabello graso, limpio, cuidado y con volúmen es posible

1º) Utiliza un champú específico de buena calidad.

Te convienen los champús seborreguladores con una base limpiadora suave. De esta forma, la piel no se deslipidiza en exceso y evitas el temido «efecto rebote» o sobreengrasamiento del cuero cabelludo que sí se produce cuando te lavas con un champú económico demasiado detergente o el gel de baño.

Los champús seborreguladores más eficaces combinan distintos tipos de activos: sustancias ricas en azufre como la tioxolona; ricas en yodo como las algas; inhibidores de la enzima 5-alfa-reductasa como el zinc, la calabaza y el sabal; antisépticos y calmantes del picor como el trikenol, etc.

En cuanto a la frecuencia de los lavados, lo más recomendable es usar el champú de tratamiento 2-3 veces por semana al inicio del tratamiento y si la seborrea es severa. Si es moderada, úsalo 1-2 veces por semana como mantenimiento, alternándolo con un champú suave sin sulfatos que no contenga reengrasantes.

Una vez que te enjabones, deja reposar el champú 1-2 minutos para que los activos tengan tiempo de actuar. Aclara con agua tibia o fresca, nunca muy caliente porque estimula la secreción sebácea e irrita el cuero cabelludo.

Truco: Si quieres que el pelo te dure limpio más tiempo, lávate por la mañana ya que las glándulas sebáceas son especialmente activas durante la noche.

Tratamiento para el pelo graso

2º) Usa lociones seborreguladoras:

Si tienes el pelo muy graso. No se aclaran con agua y al permanecer más tiempo en el cuero cabelludo, los activos penetran mejor y la hiperseborrea se controla más rápidamente.

Las lociones se aplican 1-2 veces por semana, preferentemente por la noche y con un masaje suave con las yemas de los dedos para favorecer la absorción de los activos.

 3º) El acondicionador, solo en las puntas: 

Si tienes el pelo largo y notas que la grasa se concentra en las raíces pero las puntas están resecas, 1 vez a la semana puedes aplicar un acondicionador ligero (por ejemplo, un spray sin aclarado) únicamente en las puntas. Eso sí, olvida los productos más «pesados» como las mascarillas porque hacen que el cabello se vea aún más graso.

 


Me gustaría leer tus comentarios abajo y si te ha gustado, suscríbete para no perderte nuestro próximo post.


María Teresa Alcalde   María Teresa Alcalde 

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Barcelona (UB), en la actualidades es Profesora del Máster en Dermofarmacia y Cosmetología (UB) y tutora del Postgrado en Dermocosmética (UB). Además es miembro del Comité Científico de la Sociedad Española de Químicos Cosméticos, conferenciante sobre temas de cosmética y colabora de forma habitual en las secciones de belleza de las revistas «Saber Vivir», «Clara» y «Lecturas» (RBA)

Conóceme mejor. Accede aquí a mi Bio

 

fuente imágenes: (1) arabic.arabia.msn / (2) gentecosmo.com / (3) polki.pl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados