Estética, Rostro

Rejuvenecimiento facial: lifting sin cirugía con hilos tensores para la cara

lifting sin cirugía hilos tensores cara

Desde hace un tiempo, los hilos tensores para la cara se han convertido en la solución que muchas y muchos han encontrado para poner freno a la pérdida de firmeza que se produce en el rostro con el paso de los años. De hecho, todos aquellos que se han sometido a esta técnica médico-estética quedan plenamente satisfechos, pues logran un resultado antiaging muy natural sin necesidad de pasar por el quirófano.

¿Qué son los hilos tensores?

Pero para entender bien qué son y para qué sirven los hilos tensores, es fundamental entender por qué la piel pierde firmeza a medida que envejecemos.

Pues bien, la flacidez en el rostro, entre otras partes del cuerpo, se pierde porque se produce un debilitamiento de los tejidos que ejercen como sostén, que son el colágeno y la elastina. Como ya sabes, con el paso del tiempo, el colágeno disminuye y por tanto se produce una pérdida de firmeza.

Este efecto de “descolgamiento” es uno de los primeros signos de envejecimiento, junto a las líneas de expresión. Es por eso que, cuando los y las más coquetas perciben esta sensación, deciden ponerle freno y recurren a los hilos tensores para conseguir un rejuvenecimiento facial.

En este sentido, los hilos tensores logran devolver firmeza al óvalo facial y tensar la piel del cuello con un procedimiento muy sencillo y seguro. Se trata de colocar unos hilos por debajo de la dermis, creando una especie de malla que sirva para sujetar el tejido facial.  Son hilos muy finos de un material reabsorbible y biocompatible, que en ningún caso producen rechazo o reacción alérgica. Además, la técnica es totalmente individualizada para cada paciente dependiendo de la edad, la fisonomía y el grado de flacidez.

El resultado no puede ser más efectivo, pues proporcionan un rejuvenecimiento de manera inmediata y sin riesgos.

Prolonga el efecto de los hilos tensores faciales: Matrix 3D

SI estás pensando en someterte a este lifting sin cirugía seguro que te estás preguntado si sus efectos duran para siempre o tienen fecha de caducidad. Pues bien, debes saber que, aunque empiezas a notar los resultados de manera inmediata, lo cierto es que tres meses después de la implantación es cuando la diferencia alcanza el clímax. Sin embargo, el resultado no durará siempre, aunque podrás disfrutar de tu rejuvenecimiento durante un año o año y medio.

Lógicamente, para que puedas mantener dicho efecto el mayor tiempo posible, es importante que en casa utilices cosméticos que incorporen activos que favorezcan el efecto reafirmante, como son los presentes en Matrix 3D.

Se trata de dos péptidos que pueden casi duplicar la cantidad de colágeno sintetizado, que ya sabes que es la proteína necesaria para dar a la piel su elasticidad y, por tanto, minimizar las líneas de expresión.

Pero, ¿cómo lo hace? Desde un punto de vista científico, estos dos péptidos imitan la función de las matriquinas. Las matriquinas son pequeñas moléculas formadas por aminoácidos que se encuentran rodeando los fibroblastos (células encargadas de fabricar colágeno y elastina) capaces de activarlos para que inicien el proceso de síntesis de colágeno I, fibronectina y ácido hialurónico. Este proceso consigue aumentar el espesor de la dermis, dando lugar a una piel más firme, más compacta y de aspecto más joven.

Desde laboratorios Kosei te recomendamos que te decantes por cremas y sérums que contengan Matrixyl en su formulación, pues así su poder rejuvenecedor será mayor. En este sentido, nuestra propuesta es Matrix 3D Lift Firming Serum Booster. Se trata de un potente concentrado, con un alto porcentaje de este activo en su fórmula, lo que permite que la piel rejuvenezca hasta cinco años en dos meses de una manera muy visible.

Otras maneras de mantenerse joven

Además del Matrixyl, otra forma de prolongar los efectos de los hilos tensores del rostro y presumir de piel joven consiste en tener unos hábitos de vida saludables:

  • Alimentación sana y variada
  • Beber mucha agua
  • No fumar y consumir alcohol con moderación
  • Limpieza facial: por la mañana y por la noche, no te olvides de limpiar la cara profundamente y aportarle los nutrientes necesarios a tu tipo de piel.
  • Protección solar, especialmente ahora con las altas temperaturas, pues el sol es uno de los principales agentes de envejecimiento cutáneo.

Teresa García

Teresa Garcia
Licenciada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid en 2002, en la actualidad soy Redactora Jefe de www.quehaydenuevo.com.una plataforma digital especializada en belleza, salud y bienestar, especialmente diseñada para que los profesionales de la información, blogueros e influencers accedan de una manera rápida y directa a las novedades del sector. Desde 2000 a 2008, trabajé en varias revistas como Sorpresa!, Hola.com y Semana.
Conóceme mejor. Accede aquí a mi Bio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados