Cuidado del cabello, Tratamientos de peluquería

Consejos para usar el secador de pelo: ¡No abuses del calor!

¡Cuidado! El calor puede ser el peor enemigo de nuestro cabello. En nuestra melena también hay un porcentaje de humedad y gracias a ella el pelo luce bonito y con elasticidad.

¿Qué hace el calor en el pelo?

El calor es fundamental para dar forma al cabello, para alisarlo, para formar rizos, ondas, bucles.

El pelo está formado principalmente por queratina, una proteína formada por aminoácidos. A su vez los aminoácidos se unen entre sí por diferentes tipos de enlaces y son estos enlaces los que dan la forma al cabello (más rizado o más liso).

Hay algunos de estos enlaces que se rompen con facilidad cuando el pelo se pone en contacto con agua y es por eso que, cuando quieres cambiar la forma del cabello de forma rápida y sencilla humedeces el cabello para luego secarlo dándole la forma que quieres.

Si deseas que la forma se mantenga durante más tiempo, lo ideal es utilizar calor a la hora de secar el pelo. El calor acelera las reacciones químicas, por lo que los nuevos enlaces químicos del pelo se formarán dando una nueva forma al cabello hasta que lo vuelvas a mojar o humedecer. Es por eso que cuando el clima está húmedo normalmente el peinado se suele desarmar dando lugar a muchas cosas: friz, cabello con más volumen, pérdida del rizo en el caso de cabellos muy lisos…

¿Por qué el calor es malo para tu pelo?

Ya hemos dicho que el calor es fundamental para cambiar la forma de tu pelo, sin embargo el calor también puede generar daño en la fibra del cabello.

Es importante tener en cuenta que dependiendo de cómo esté tu cabello de estropeado así podrá aguantar la temperatura de secadores y planchas.

Cuanto más estropeado está el cabello menos aguanta el efecto de las altas temperaturas. Es por eso que algunas personas han visto como el pelo quedaba pegado literalmente a la superficie de la plancha y como no quedaba otro remedio que cortar ese mechón.

El calor de los instrumentos utilizados para secar o dar forma al cabello pueden afectar a la estructura de las proteínas del cabello, llegando a generar una cierta decoloración del cabello, deshidratación, aumento de la porosidad y en última instancia rotura.

Consejos para secar el pelo

El funcionamiento del proceso por el que damos forma al cabello consiste en abrir la cutícula de la fibra capilar con el uso del agua o del agua+champú y el cerrado de la cutícula aplicando un acondicionador ácido y/o calor.

Para secar el pelo, lo ideal es utilizar un secador de pelo a una distancia de unos 15 cm y a una temperatura no muy alta.

No es conveniente el uso de planchas en el cabello mojado o húmedo ya que esto estropea mucho la fibra capilar. La plancha, los formadores de bucles o rizadores hay que utilizarlos sobre el pelo seco.

A la hora de comprar una plancha o secador de pelo piensa en tu pelo y no en tu bolsillo, invierte en productos de calidad que protejan y cuiden tu pelo. Te recomendamos las que aplican la técnica iónica o con cerámicas ya que cierran la cutícula del pelo y lo protegen del calor directo. Además, elije herramientas que te permitan regular la temperatura y úsalas teniendo en cuenta el grosor y estado del pelo.

Alternativas

Intenta no tratar el pelo todos los días con calor, dale descanso a tu cabeza y si no encuentras otra posibilidad, te recomendamos que apliques regularmente tratamientos que ayuden a la hidratación y cuidado intensivo de tu cabello o puedes optar por alternativas que te ayudarán a superar la adicción a la plancha como los alisados a base de keratina que, además de ayudarte a alcanzar el lacio soñado, le devuelve la vida a tu pelo.

Protege tu pelo frente al calor

Se ha visto que es fundamental el uso de productos de protección térmica cuando se aplica temperaturas muy altas sobre el cabello. Es entonces cuando la queratina del cabello se ve afectada, de tal forma que se puede llegar a partir el cabello.

Si eres de esas mujeres que utiliza el secador, rizador o planchas a diario entonces tienes que empezar a proteger tu pelo con la misma frecuencia, es decir, todos los días. Hay una variada gama de productos para el cabello con protección térmica que serán como un escudo para tu pelo, lo protegerán de la raíz a la punta. Éstos van desde champús y acondicionadores hasta mascarillas o serum  como Hair evolution para el peinado que se aplican de manera uniforme sobre la melena al momento del secado o cuando vayas a utilizar el calor para el peinado. Además, si vas a utilizar la plancha, el pelo debe estar absolutamente seco y desenredado. Es importante que los productos utilizados como protectores térmicos contengan ingredientes que sean capaces de soportar las altas temperaturas de una plancha (hasta 230ºC) para que así puedan proteger el cabello de los daños generados por el calor.


Me gustaría leer tus comentarios abajo y si te ha gustado, suscríbete para no perderte nuestro próximo post.


Suscríbete para no perderte nuestro próximo post.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados