Cuidado de la piel, Cuidado facial, Cuidados profesionales, Trucos de belleza

Practica yoga facial en casa y devuelve a tu rostro su vitalidad

yoga facial

¿Sabías que entre la cara y el cuello hay, nada más y nada menos, que 57 músculos? Si no somos conscientes de ello ¿cómo entonces íbamos a conseguir relajarlos todos? El yoga facial, una técnica de belleza cada vez más asentada, nos ayuda mucho en este sentido. Así lo verificaba por ejemplo la mismísima Meghan Markle en su ya clausurado blog -por cierto: ¿volverá a abrirlo ahora que ella y el príncipe Harry han renunciado a la Corona?-. En su post “Cambio de vida facial”, la entonces actriz hablaba de los beneficios que el yoga facial le había aportado a su rostro. Te contamos cuáles son, según los expertos, algunos de ellos.

  • El yoga facial nos ayuda a recuperar la vitalidad del rostro desde dentro, ejercitando los músculos.
  • Incluir el yoga facial en la rutina de belleza puede influir muy positivamente en el resto de pasos, multiplicando los efectos de nuestros cosméticos.
  • Además, el yoga facial consigue mejorar la elasticidad de la piel y hace que vuelva la hidratación y la buena circulación a todas las partes del rostro.
  • El yoga facial combate también el cansancio de la piel.
  • Con él se consigue mayor luminosidad y frescura, al mejorar la circulación.
  • Podría decirse que es un calentamiento que deja la piel lista para tratamientos centrados en combatir problemas concretos.

Y, habiendo leído esta retahíla de cosas que el yoga facial puede hacer por nosotras (y nosotros, porque esto no es solo cosa de mujeres), ¿quién no quiere animarse a probar la técnica? Son muchos los ejercicios que podemos practicar, de manera que pondremos en marcha o activaremos diferentes músculos de nuestro rostro cada vez que dediquemos un ratito a esta actividad.

Cómo practicar yoga facial en casa

A día de hoy son muchas las mujeres que se han sumado a la práctica del yoga facial. De hecho, existen muchos libros que exponen de forma clara y concisa las causas del envejecimiento del rostro y cómo este revolucionario método de yoga facial consigue ser un tratamiento efectivo para su prevención. La autora Ara Roson, creadora del programa de rejuvenecimiento facial natural en Madrid Natural Lift, que combina masajes faciales, gimnasia y yoga facial y masaje lifting, dice en su libro Yoga Facial que «debajo de las arrugas nos encontramos con unos músculos contracturados”. Asegura que “el yoga facial surge con fuerza como parte de un nuevo estilo de vida saludable para mantenernos jóvenes” y lo define como “el entrenamiento de la musculatura del rostro de una forma metódica y compensada”. En su obra, Ara Roson recoge una tabla de 10 ejercicios que se pueden realizar en escasos 10 minutos y con los que se conseguirán verdaderos resultados de lifting facial. Para la gurú del yoga facial, “la constancia es la clave del éxito”. “Llegado un momento, cada uno de nosotros somos responsables de nuestro aspecto”, afirma. El de Rosen es un libro imprescindible para quienes quieran cuidarse de una forma  efectiva. Una publicación para quienes son conscientes de que, aunque no hay nada más ineludible que el paso del tiempo, somos nosotros los que marcamos el ritmo al que envejecemos.

Y para todas esas personas existen también prácticos vídeos. De hecho, te recomendamos suscribirte al canal de YouTube de Fumiko Takatsu, que tiene en Instagram cerca de 310 mil seguidores. La japonesa domina la práctica y nos explica de qué manera podemos disimular nuestras arrugas y dejar nuestro rostro preparado para aplicarnos nuestros tónicos, leches limpiadoras, sérums y cremas hidratantes. A continuación te mostramos los productos más adecuados para completar tu rutina de yoga facial.

El pack que te mostramos sobre estas líneas contiene los productos básicos para tratar una piel deshidratada y es perfecto para completar, como te comentábamos, una rutina de belleza con yoga facial. El pack se compone de una espuma limpiadora suave que no reseca la piel, un exfoliante a base de alfa hidroxiácidos para eliminar la descamación y ayudar a mejorar la hidratación y una crema hidratante a base de algas encapsuladas que proporciona 24 horas de hidratación. ¿Cómo lo emplearíamos? Lo ideal sería lavarse en primer lugar correctamente la cara con ayuda de la espuma para emplear después el exfoliante realizando movimientos circulares suaves. Con la piel limpia y libre de toxinas podríamos empezar a hacer nuestros estiramientos y potenciar la elasticidad que hemos concedido a nuestro rostro al despertar sus músculos dormidos por medio de una hidratación en profundidad. Puedes aprovechar este paso para hacerte un pequeño masaje. 

Hay que recordar que el yoga facial solo prepara el lienzo que debemos después acondicionar para poder lucir en blanco radiante o pintar con color en una ocasión especial. Cuando hayas despertado los músculos dormidos de tu rostro empezarás a notar cómo todos tus productos de belleza son más efectivos. Además, aprenderás a relajar ojos, frente y mandíbula y a tener una expresión mucho más feliz a lo largo del día. Suena bien, ¿verdad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados