Cuidado facial

Manchas en la cara durante el embarazo: aprende cómo cuidarte durante esos meses

Cómo mantener a raya las manchas y el acné durante el embarazo.

manchas embarazo

Estar embarazada es una etapa de la vida que produce unos intensos cambios hormonales en el cuerpo de la mujer. Esto, naturalmente, afecta también a la piel y puede manifestarse en forma de manchas en la cara o acné o una intensificación de estos síntomas, si ya veníamos sufriéndolos.

En el caso del acné, aunque es un fenómeno que puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, es en la cara donde se hace más visible y serán las mujeres que ya tuvieran la aparición de estos síntomas durante la menstruación las que más lo sufran.

Así que lo mejor será que tomes nota y te informes acerca de las razones por las que pueden aparecer manchas en la cara o acné y estés atenta a algunas indicaciones y consejos que te ayudarán a mantener la piel en perfecto estado.

Cómo y por qué se originan el acné y las manchas en el embarazo

La culpa la tienen los niveles de hormonas. Estas desencadenarán una serie de reacciones en tu cuerpo, que acabarán propiciando la aparición de manchas y acné.

Al quedar embarazada, los niveles de andrógenos aumentan lo que provoca la estimulación las glándulas sebáceas que producen sebo. Éste al llegar a la superficie de la piel, se unirá a las células muertas y bloqueará la superficie del folículo pilosebáceo. En el interior de este canal se genera un ambiente propicio para que las bacterias, fundamentalmente Cutinebacterium acnes se sientan como en casa y se multipliquen rápidamente, lo que generará la inflamación de la piel y las erupciones que conocemos como acné.

Aunque puede aparecer con distintas intensidades, así como de forma intermitente o continua, siempre podemos tratarlo para mantenerlo a raya o al menos mitigar sus efectos.

Respecto a las manchas, se ha visto que el aumento de estrógenos y progesterona está relacionado con la mayor síntesis de melanina, lo que se traduce en un oscurecimiento de la piel de forma no uniforme, dando lugar a la aparición de manchas en la piel. Es normal que aproximadamente un 75% de las embarazadas presenten manchas en la piel que en la mayoría de los casos desaparecen al dar a luz.

Rutina para tratar el acné y las manchas en la cara durante embarazo

1- Limpieza

Comencemos por el principio y uno de los pasos más importantes: la limpieza y el lavado del rostro. Deberás lavar bien la cara por la mañana y por la noche, para eliminar la piel muerta y evitar su indeseado efecto tapón en los poros de la piel. Para ello, deberás usar un gel limpiador, como nuestro Gel Limpiador Purificante Sebokos. Un poco del gel en la palma de la mano y agua son condiciones suficientes para conseguir una ligera espuma, que, al extenderse por el rostro, arrancará todas las impurezas. Después bastará con enjuagar para tener una tez fresca y con una agradable sensación de limpieza.
Seca tu cara con la toalla aplicándote ligeros golpecitos. Frotar el rostro, en estos casos, no es nada aconsejable.
Si vas a utilizar maquillaje, te recomendamos que utilices productos poco oclusivos y siempre, siempre, acuérdate de retirar el maquillaje antes de irte a la cama. De nuevo, el Gel Limpiador Purificante Sebokos te resultará de gran ayuda.

2- Bebe abundante agua.

Una correcta hidratación, además de ser sano para tu bebé y para ti, ayuda a mantener una buena salud cutánea.

manchas embarazo

3- No toques o rasques las espinillas y erupciones.

Sabemos que, a veces, el embarazo ocasiona estrés, nervios y ansiedad; lo que puede acabar traduciéndose en llevarte las manos a la cara en repetidas ocasiones. La grasa y suciedad de las manos se trasladará al rostro, esparciremos las bacterias causantes del acné y su aspecto empeorará. Si sumamos a todo ello que el estrés está también directamente relacionado con la aparición de erupciones y espinillas, concluimos que es más que recomendable buscar formas de mantener la calma y alejar los nervios de nosotras.

4- Hidrata la piel

El aumento de la grasa en la piel no significa que no pueda estar, a la vez, seca. Si necesitas hidratación, deberás conseguirla con una crema especialmente indicada para pieles grasas, como nuestra Crema Hidratante Non Gras Piel Grasa. Mitad crema y mitad gel, deja en la cara un tacto seco y sin brillo.

5- Cuida la alimentación.

Evita alimentos demasiado grasos y pesados. Cuidarse por dentro es una de las formas más eficaces de tener un buen aspecto por fuera.

manchas embarazo

6- Utiliza un tratamiento específico contra el acné

Uno de los principales problemas a la hora de establecer un tratamiento antiacné durante el embarazo es que pocas sustancias están permitidas, por lo que hay que recurrir a tratamientos poco invasivos y que no generen posibles problemas en el feto. Desde Kosei te proponemos nuestro Sebokos Crema Gel Piel Tendencia Acneica un tratamiento totalmente seguro en esta etapa de tu vida. Este tratamiento combate directamente las 5 principales causas del acné, ya que es seborregulador, ejerce una acción antibacteriana y antioxidante, reduce el enrojecimiento y tiene un efecto peeling sobre el rostro, por lo que está específicamente indicado para pieles con hipersecreción sebácea, espinillas o puntos negros. Bastará con aplicar el tratamiento en la zona afectada dos veces al día y evitar el contorno de los ojos y mucosas.

7- Utiliza un despigmentante

En el caso de que observes manchas en el rostro, te proponemos la utilización de Kosei Mela-xpert corrector anti-manchas, con agentes correctores y blanqueadores de las manchas oscuras de la piel además de uniformizar e iluminar la piel. Te recomendamos que apliques el tratamiento para manchas por la noche y que por la mañana utilices un preparado con alta concentración de vitamina C como C-OX stabilized vitamin C unido a un protector solar de alto factor. Es muy importante que no olvides el protector solar, da igual que sea invierno o verano, la radiación UVA, generadora de las manchas en la piel, está presente de la misma forma durante todo el año. Estos productos no tienen ningún efecto negativo si estás embarazada.

En definitiva, con una buena rutina, constancia y algunos productos especialmente indicados para las manchas del embarazo y el acné, seguro que notas la mejoría si ya estás embarazada; y, si no lo estás aún, sabrás cómo preparar y cuidar tu piel para prevenir los efectos.

No te desanimes: al final del embarazo, es probable que todo vuelva a la normalidad.

 

Escrito por Mª José Tous- farmacéutica – Especialista en dermofarmacia y cosmética

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados