Cuidado de la piel, Cuidado facial, Prevención y consejos

¿Granitos en la cara durante el confinamiento? Esta es tu rutina

Granitos en la cara

Cuando creíamos que lo que más podía dañar nuestra piel era la polución van y decretan un estado de alarma que rompe nuestros esquemas. Pensábamos que nuestra piel iba a mejorar durante la cuarentena por coronavirus y resulta que los granitos en la cara han sido una de sus consecuencias directas. Las redes sociales se han inundado estos días de consultas estéticas: Nos preguntamos qué podemos hacer para combatir el acné. Y es que son cinco los factores fundamentales que han podido propiciar la aparición de granitos en la cara.

  • Estrés: la situación actual hace que experimentemos picos de estrés y ansiedad que disparan la adrenalina y el cortisol, lo que está directamente relacionado con la aparición de granitos en la cara.
  • Condiciones climáticas: quizá no lo sabías pero el sol, aunque siempre haya que tomarlo con protección y moderación, nos puede ayudar a combatir el acné por su efecto antiinflamatorio. De ahí que las personas propensas a tener granitos en la cara perciban una notable mejoría en su rostro durante los meses de verano. Al estar confinados en casa, este es un efecto positivo de la naturaleza del que prescindimos estos días.
  • Descuido de nuestra rutina: es probable que, por el hecho de no estar maquillándonos todos los días, andemos algo más despistadas. “Como no me he maquillado, no necesito una limpieza en profundidad”, pensamos. Y esto es un tremendo error. Nos tocamos la cara más veces de las que podríamos imaginar (nada más y nada menos que unas 3.000 veces al día) y esto también obstruye nuestros poros así que la limpieza sigue siendo muy necesaria.
  • Exceso de cosméticos: no nos limpiamos la cara con la regularidad que deberíamos y, de pronto, en esta montaña rusa emocional que nos provoca el estado de alarma, decidimos hacer una tarde Beauty en casa. Durante esta nos aplicamos más productos de los que deberíamos y esto, de nuevo, acaba, por un lado, con la capacidad natural de la piel para regular la producción de sebo y, por otro, con la de respirar como debiera.
  • Alimentación: llevar una dieta equilibrada basada en frutas, verduras, hortalizas, grasas saludables, cereales verdaderamente integrales y proteínas de un elevado valor biológico es esencial. De la misma manera, es fundamental beber suficiente agua para mantenernos hidratadas desde dentro.
Granitos en la cara

Granitos en la cara

Por todas estas cosas, es necesario que nos impongamos lo que podríamos llamar la rutina del término medio. No se trata de hacer lo que ahora llaman un “skin fasting” y prescindir entre otras cosas de crema hidratante, porque, efectivamente, nuestra piel necesita estar correctamente hidratada. Tampoco de usar todos los productos habidos y por haber. Se trata, únicamente, de escoger los cosméticos más efectivos y de aprender a utilizarlos de la forma correcta. Por eso, te contamos en qué consiste esa rutina de término medio y qué productos son los más adecuados para llevarla a cabo. ¡Apunta!

  • Paso 1: limpiar la piel. Como decíamos, una correcta limpieza facial con productos que se ajusten a esta nueva situación es fundamental. Con Sebokos Gel conseguiremos reducir los granitos en la cara. Se trata de un gel limpiador facial, ideal para la higiene de pieles grasas con imperfecciones. Limpia sin resecar y mejora los problemas típicos de la piel grasa: como puntos negros, pequeños granitos, brillos, aspecto grasiento o poros dilatados. Se recomienda su aplicación dos veces al día sobre la cara u otras zonas afectadas. Debemos ponernos una pequeña cantidad de gel limpiador facial en las manos, añadir un poco de agua y frotar hasta la obtención de una ligera espuma para, después, enjuagar con abundante agua.
  • Paso 2: utilizar un peeling químico. Hay que diferenciar este tipo de peeling de los exfoliantes físicos o scrub (en inglés). Son dos productos totalmente diferentes, con aplicaciones distintas. Los exfoliantes físicos no dejan de ser una especie de lija que elimina las capas superficiales por fricción, nada que ver con el funcionamiento de los peeling químicos. Glycosal peel es un peeling químico a base de ácido glicólico, ácido salicílico y ácido hialurónico que mejora la irritación de la piel. Actúa como exfoliante y es un tratamiento profesional que puedes hacer en casa para conseguir una piel más lisa y saludable. Se recomienda usar el producto una vez a la semana durante 15 minutos y retirar con agua aunque se puede aumentar el tiempo en función de la tolerancia. De cualquier forma, lo mejor es hacer este tipo de peeling por la noche porque es cuando nos acostamos, cuando la piel realmente se renueva y así podremos sacarle mayor partido.
  • Paso 3: para terminar, es importante tratar la piel sometida a estas circunstancias excepcionales. Es el caso de Sebokos Crema, que devuelve el equilibrio a la piel, reduce el número de comedones en un 78% y disminuye la irritación propia de las pieles grasas en un 80%. Se recomienda aplicarla sobre la piel limpia dos veces al día  y nos la podemos poner sobre la cara u otras zonas afectadas. Tendremos que masajear hasta su completa absorción y evitar el contacto con los ojos.
Granitos en la cara

Granitos en la cara

Recuerda que manipular los granitos de la cara no sirve más que  para extender la infección y no olvides que en belleza, como en todo, tenemos que ser comedidas. Más vale menos cantidad del producto adecuado en los momentos idóneos y de la forma correcta que mucha cantidad de un producto cualquiera cuando nos apetezca y sin seguir una rutina adecuada. La constancia es el secreto del éxito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados