peluqueria

¿Cómo elegir peluquería?

¿Acabas de llegar a una nueva ciudad, y necesitas elegir peluquería para mimar un poco tu cabello, recortar las puntas o un cambio de look?

elegir peluqueriaO simplemente tu peluquería cerró,  tu peluquero se fue de la ciudad… ¿Qué hacer? ¿A quién recurrir?

Una primera impresión puede dártela el escaparate de la peluquería, la decoración del salón, la cantidad de personas que entran y salen del establecimiento… Pero no te quedes solo en eso, tanto tú como yo sabemos lo incómodo, triste, frustrante que es salir de la peluquería igual o peor que como entramos…

Si el precio que estás dispuesto a pagar es lo que hará que te decantes por un sitio u otro, tendrás que asumir ciertos riesgos. La teoría afirma que precios más elevados implican mayor calidad de productos, mejores profesionales y mejor atención, aunque en contadas ocasiones no es así, cuidado. También es cierto que en salones con precios muy bajos (peluquerías low cost) la calidad de los productos con los que trabajan el cabello no son los más adecuados, incluso algunos no pasan los controles establecidos. El masaje durante el lavado en estos sitios puede dejarte el cuero cabelludo muy, muy rojo e irritado debido a productos para peluquería con ingredientes muy abrasivos o debido a la rapidez y fuerza ejercida en el momento del lavado bien podría parecer un proceso contra reloj en el cual tu cabeza actuaría como pelota anti estrés que transmuta toda la rabia y fuerza de quien te lava la cabeza hasta alcanzar su punto zen, y no un momento reconfortante y placentero para ti, donde se activa la microcirculación y se nutre tu cuero cabelludo, etc.

Tipos de peluqueros

Peluqueros hay de todo tipo, y en este post, que lleva un tono un poco más informal que los anteriores que he hecho, paso a presentaros una clasificación “especial”

– Aprendices o nóveles: se les da muy bien un corte de pelo determinado. Sí, uno sólo. Y es el que le recomiendan a todo el que entre por la puerta. Así que más te vale no pasar ese umbral.

revistas de peluqueria– Expertos: aquellos que llevan muchísimos años en la profesión, sí muchísimos, tanto que controlan muy bien lo que se llevaba en las décadas de los ochenta y noventa. Puedes identificarlos porque poseen una cantidad ingente de revistas (cuyos precios están en pesetas) en las mesitas y revisteros con las tendencias de “aquel” momento. No confundir con los “salones vintage” estos son otra cosa muy diferente.

– Creativos: ver como cortan el cabello produce una sensación de admiración o estupefacción si no eres tú a quien se lo cortan. Con una mano echan a volar mechones del cabello al aire y con la otra tal como haría “Eduardo manos de tijeras” realizan cortes diagonales, transversales, y longitudinales al cabello con tijeras, navajas y otros objetos traídos de la propia inquisición, a velocidades cercanas a la de la luz. Si estas sentado en esa silla de tortura es imposible cerrar los ojos (o abrirlos si los tenías cerrados cuando todo empezó).

– Eclécticos consagrados: Ellos te preguntan solo por cortesía que te quieres hacer, mientras te miran con las cejas muy arqueadas, el cuello muy estirado y la mirada muy altiva.

tipos peluquerosAsí empezó mi experiencia con ella (la peluquera), alta, cuerpazo, con un pelazo muy moderno y muy negro, taconazos, boca pintada de rojo intenso. Me pregunta que quiero hacerme, y cuando empiezo a contestar, sacude la capa y me la pone sin escuchar lo que pedí. Ella miró mi cabeza durante los 25 minutos aproximados que duró el corte de pelo, pero sin establecer contacto visual conmigo, como si yo no tuviera ojos ni rostro. Ella comía chicle y susurraba alguna canción de Bryan Adams (creo) mientras realizaba cortes virtuales de mi cabello, virtuales digo porque salvo las patillas, el largo de mi cabello al terminar la sesión era idéntico al que tenía antes de entrar a la peluquería. Una sonrisa de satisfacción y un perfecto “estás genial” dieron por finalizada antes de empezar nuestra relación profesional.

– Los DIY (Do It Yourself) (Hágalo usted mismo): los “manitas” de toda la vida. ¿Acaso he sido yo el único que se ha puesto en manos de una prima, un amigo, pareja o madre para un corte de pelo?

En fin, mi recomendación es simple: ¡Huye, corre por tu vida y por la integridad de tu cabello si te encuentras con alguien de esta clasificación!

Y ahora me pongo un poco más serio y paso a resumir el estudio que para Business Insider realizó Dennis Green.

El estudio

En primer lugar, nos ofrece una serie de datos con los que vamos a confirmar lo que siempre hemos sabido, los cortes de pelo para mujeres son más caros que los de hombre. No hay una sola ciudad (de las estudiadas) en la que los hombres paguemos más por los cortes de pelo que vosotras. Se explica en la investigación que, el precio del corte de cabello es un indicativo del nivel de vida del país, mientras más caro es el corte de cabello, más calidad y nivel de vida habrá.

Las ciudades con precios de corte de pelo más caro para las mujeres (precios en Dólares americanos) son: Oslo (95.04), Zurich (86.71), Ginebra (83.97) , Nueva York (73.33) y Copenhague (67.99) y para los hombres Oslo (77.72), Copenhage (52.55) , Zurich (50.79) Estocolmo (48.82) y Ginebra (44.07)

Barcelona ocupa la posición número 30 (36.04$) y Madrid la posición 39 (27.03$) para corte de pelo femenino. Nosotros pagaríamos 19.79$ en promedio en Barcelona (posición 28) y 19.50$ en Madrid (posición 29).

Puedes ampliar la información sobre los precios promedio de cortes de pelo en 71 ciudades, pinchando aquí.

Otros datos de interés, con referencia a España, nos indican que viernes por la tarde y sábados por la mañana, así como las vísperas de festivos, suelen ser días muy demandados por la clientela habitual de las peluquerías. Te proponemos que realices una llamada y pidas cita con poca antelación cuando se aproximen esos días, para que te des cuenta de lo demandada que está la peluquería. Si te dan hora, ve con cautela, por alguna razón ese establecimiento no es elegido por un amplio grupo de personas. ¡Raro, raro, raro!

Consejos para el día de tu cita

Ve a la peluquería un poco antes, y observa el comportamiento de trabajadores y clientes, fijate en:

elegir peluquero– Los Precios: para que no te lleves sorpresas luego. Muchas peluquerías suelen tener publicados los precios de sus servicios en lugares muy visibles. Si no es el caso, mejor que pidas la carta de precios y así evitar situaciones incómodas a posteriori.

– Los productos con lo que trabajan: Echa un vistazo y observa,  recuerda que en el caso de alisados, la utilización de formol está prohibida.

– Relaciones interprofesionales entre el dueño, encargado y personal. Si hay mal rollo entre ellos, ya sabes ¡Huye! que tu cabello no pague las consecuencias…

– Tiempo dedicado a cada cliente: si el tiempo que el/la estilista dedica a cada clienta es inferior a 15 minutos, te aconsejo huir nuevamente. Aun estás a tiempo.

– Calidad en la atención al cliente: para cuidar tu pelo necesariamente tienen que cuidarte a ti primero, nada de tirones de pelo, prisas, nervios o agobios. Lo que comienza mal, no acaba bien. Si no te has sentado aún en la silla, trata de elegir al profesional más amable y tranquilo, si tienes oportunidad claro.

– Si eres una persona clásica o de determinada edad, no elijas una peluquería modernista o llena de chavales de 17 a 19 años al menos que quieras un cambio de look extremadamente radical (y viceversa).

Una amiga me comentó que ella la primera vez que va a una peluquería, en la medida de lo posible, pide ser atendida por el dueño o dueña, si es peluquero, claro. Si no, a quien los dueños le recomienden. A los dueños les interesa que quedes estupenda y ganar tu confianza para que vuelvas.

Y ya por último, desearte mucha suerte una vez sentada o sentado en esa butaca. Vistas y analizadas las recomendaciones y encomendados a todos los santos, solo nos queda clamar al cielo misericordia y que el peluquero o peluquera esté de buen humor. Y aquí entras tú de una manera protagónica, sigue leyendo y descúbre lo que no debes hacer jamás.

productos de peluqueria

Por favor, evita:

peligros peluqueria– Abrir los ojos y la boca cuando te estén lavando el cabello, tu mirada y continuadas preguntas puede intimidar y crear tensión.

– Frases del tipo “Me gusta el color y me gusta el largo que tengo… pero quiero un cambio”. “En una hora te da tiempo de quitarme este color negro intenso y platinarlo como el de Beyoncé, ¿verdad?” o “Yo me veo y me gusta, pero estoy aburrida de verme igual”

– Ni se te ocurra hablar de tu anterior peluquero/a, ni bien ni mal. No sabes quién es la persona que está a tu espalda con una tijera en la mano, sosteniendo tu cabeza, ni a quien conoce.

– Sacar los brazos de la capa y reposabrazos. Si lo haces… roces indiscretos e incómodos harán que aparezca un contacto visual nada agradable y algún trasquilón.

Recuerda que los profesionales de la peluquería, deben lidiar con muchas cosas (ruidos, calor, olores agresivos…), están expuestos a enfermedades profesionales (tema que espero desarrollar pronto) como dermatitis, túnel carpiano, sobrecargas musculares, varices y en muchas ocasiones tienen que actuar incluso como psicólogos, terapeutas o consejeros. Aun así, en España tenemos la suerte de contar con excelentes profesionales que pasan por alto estos y otros inconvenientes y están altamente motivados.

Una sonrisa y un gracias siempre ayudará a relajar el ambiente y que viváis ambos una experiencia digna de repetir.

¿Eres peluquero/a o tienes una peluquería? Este artículo te aporta información valiosa de lo que tus clientes evalúan antes de confiarte su cabello. Aprovecha que has leído el post completo e inscríbete en nuestra Guía de peluquería y centros de estética de España aquí,  que enviaremos a nuestros suscriptores para que te encuentren más fácilmente.

Espero que te haya gustado este post, me gustaría leer tus comentarios abajo y te invito a suscríbirte  para no perderte nuestro próximo post.

{loadposition articulosrelacionados} {loadposition articulosautor}

Dionisio Acosta

 

Dionisio Acosta Álvarez  

Publicista, Community Manager y Social Media Planner.  Reiki & Lifestyle Coach

Conóceme mejor. Accede aquí a mi Bio

 

fuente imágenes: Pinterest  / revista pronto / Instagram /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados