Cuidado de la piel, Prevención y consejos

Razones por las que el azúcar envejece la piel

Los efectos del azúcar en tu piel ¿Azúcar o sacarina?

¿Mejor la sacarina que el azúcar? ¿Es mejor el azúcar moreno que el azúcar blanco? La estevia, ¿lo último de lo último en edulcorantes? El azúcar siempre puede ser sujeto de conversación y siempre escucharás diferentes opiniones Pero ¿Sabes cuáles son los efectos del azúcar en tu piel? Pues sigue leyendo y no te lo pierdas.

Muchas veces cuando pensamos en azúcar, sólo somos capaces de ver lo que todos conocemos por azúcar y no otros productos que también la contienen, pero no son tan evidentes. El fotógrafo Antonio R. Estrada ha creado una web sinazucar.org donde a través de fotografías de alimentos y de terrones de azúcar nos hace ver la cantidad de azúcar de esos alimentos y hacernos conscientes de lo que estamos comiendo.

Es sorprendente ver el contenido en azúcar de una simple pizza precocinada, de esas que tanto pueden socorrer una cena con los niños, con los amigos. Y es que cuando vemos alimentos salados, nos cuesta ver el azúcar en ellos. Si ves una tarta, un donut de chocolate o una bolsa de golosinas, seguro que no tendrás dudas de que estás comiendo “quintales” de azúcar, pero con los alimentos salados, la cosa cambia.

El azúcar ¿Es también malo para nuestra piel? ¿Qué efectos produce en nuestra piel?

Seguramente pocos sabrán la respuesta, y seguro que no te va a gustar. El azúcar produce arrugas. ¿Cómo te has quedado? Así que ahora no sólo tendrás que pensar que el azúcar engorda, que es lo primero que te viene a la mente, sino que es uno de los responsables de provocar arrugas en la piel.

Los efectos del azúcar en tu piel

Tenemos en mente que las arrugas están provocadas en su mayoría por la exposición excesiva al sol, pero ahora habrá que sumar una causa más.
Cuando hablamos de azúcar, recuerda que no sólo hablamos del azúcar como tal, hay otros productos que no tenemos en mente y que contienen cantidades importantes de azúcar: un vaso de vino, una porción de pasta, una rebanada de pan, el exceso de frutas, algunas formas de cocción de los alimentos como el asado a la plancha, el tostado, la fritura o el horneado también agregan azúcares. Por lo que los panes crujientes, el pollo asado, el café (cuyos granos están tostados y en ocasiones tostados con azúcar agregada) elevan el contenido natural de azúcares. Puede que en este punto estés pensando y ahora ¿qué voy a comer? Pues que no cunda el pánico, en la moderación está el equilibrio, así que consiste en eso, en no atiborrarte de este tipo de alimentos sino en comer de una forma equilibrada.
Y esos azúcares envejecen la piel mediante un proceso llamado glicación.

¿Qué es la glicación y cómo se puede evitar?

La glicación es un proceso químico bastante complejo que ocurre sí o sí en nuestro organismo y que, simplificando, consiste en una reacción química espontánea entre un azúcar y una proteína, que tiene como resultado la generación de un nuevo ingrediente denominado productos avanzados de la glicación o AGEs (por su sigla en inglés: Advanced Glycation End products).

En el caso de la piel, la reacción se llevaría a cabo entre el azúcar y el colágeno y la elastina (proteínas  de la dermis) y la consecuencia sería la pérdida de función de estas proteínas que son las que otorgan el aspecto juvenil, turgente y elástico a la piel.  De tal forma que la piel del rostro pierde la luminosidad y aparecen arrugas y surcos.

Los AGEs son moléculas reactivas que desencadenan daño oxidativo, inflamación y muerte celular. Por eso, conviene reducir las reacciones internas de glicación, además del consumo de AGEs en alimentos y bebidas como la carne a la plancha o al horno, el pan tostado, los frutos secos tostados, el café o las bebidas de cola.

Cuando somos jóvenes, el cuerpo produce más colágeno y puede protegerse mejor contra el daño que causan los azúcares. Con el tiempo, al alcanzar más o menos los 35 años, la combinación del daño provocado por la exposición al sol, el estrés oxidativo debido a la agresión medioambiental, cambios hormonales y la acumulación de fibras debilitadas por los azúcares comienzan a pasar factura. Y es que no sólo ocurren toda esa serie de acontecimientos sino que al mismo tiempo nuestra capacidad para reparar el daño generado disminuye y es entonces cuando la piel empieza a verse envejecida.

La glicación no puede ser detenida por completo porque, entre otras cosas, no podemos dejar de ingerir alimentos. Pero sí podemos hacer algunos pequeños cambios en nuestra forma de alimentación:

  • Limitar el azúcar: Cuanto más azúcar ingerimos, más reacciones de glicación. Por eso es conveniente limitar el consumo de azúcar (especialmente el de fructosa).
  • Limitar el consumo de AGEs exógenos presentes en alimentos y bebidas: carnes asadas o a la plancha, pan tostado, verduras asadas o al horno, frutos secos tostados, galletas y cereales procesado.
  • Hervir o cocinar al vapor: Estos métodos de cocción generan menos AGEs que asar, freír y tostar5.

También podemos cuidar nuestra piel con productos antiglicación que son los encargados de proteger a las proteínas del efecto nocivo de los azúcares. Estas fórmulas son excelentes para evitar la flacidez y, en especial para las pieles fotoenvejecidas.

¿Qué te podemos recomendar para mejorar el envejecimiento provocado por la glicación?

Productos que ayuden a mejorar el estado del colágeno y la elastina, que favorezcan su síntesis y que ralenticen los procesos de oxidación.

Podemos luchar desde varias vertientes:

  • Utilización de cosméticos con retinol

Como es el caso de Retikos crema-gel antienvejecimiento, una fórmula a medio camino entre una crema y un gel, muy adecuada para pieles a las que no les gusta la grasa. Contiene retinol encapsulado para preservar todas su frescura que ayuda a aumentar la síntesis de las fibras de colágeno y elastina; vitamina E, potente antioxidante; aceite de rosa mosqueta, uno de los mejores reparadores y regeneradores naturales de la piel y escualano, un compuesto que se extrae del aceite de oliva y que emula al aceite de hígado de tiburón que proporciona un excelente efecto nutritivo y protector a la piel.

  • Utilización de cosméticos con antioxidantes

Cosméticos a base de células madre de uva o de resveratrol : VM Premium cells crema, VM Premium cells serum, VM Vinum crema, Stress G-cell

Cosméticos con vitamina C como C-OX stabilized vitamin C

Cosméticos a base de péptidos reparadores del colágeno y la elastina: Matrix 3 D

Así que ya sabes cuales son los efectos del azúcar en tu piel, si quieres conservarte más joven y con menos arrugas ¡controla la cantidad de azúcar que comes!

Me gustaría leer tus comentarios abajo y si te ha gustado, suscríbete para no perderte nuestro próximo post.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados