Tratamientos de peluquería

Tratamiento de keratina sin formol. Cabello alisado sin riesgos

Cabello alisado sin riesgos

Los tratamientos de keratina con formol estuvieron de moda hace ya algunos años, en aquel momento, nadie sabía que los productos contenían formol y la retirada por parte de las Autoridades Sanitarias no se hizo esperar. ¿La razón? El alto contenido en formaldehido (formol) prohibido según la legislación europea en una concentración superior al 0,2% en cosméticos y 5%  para el caso concreto de endurecedores de uñas. Y es que en muchos casos los productos de alisado tenían aproximadamente un 10% de formol, muchísimo más que la dosis permitida del 0,2%.

Y ¿por qué es tan peligroso el formol?

El formol o formaldehído es un compuesto orgánico volátil que, con facilidad, se convierte en gas o vapor. La exposición a altas concentraciones de este elemento puede provocar dificultades respiratorias graves e incluso la muerte. La exposición continua en dosis pequeñas, las que podría tener un peluquero que estuviera realizando tratamientos de keratina con formol, por ejemplo, genera reacciones alérgicas en la piel y reacciones similares al asma. Finalmente, la exposición a bajas concentraciones puede irritar y quemar los ojos, la nariz, la garganta y la piel.

Tratamiento de keratina

Hoy en día tenemos diferentes tratamientos de keratina sin formol: desriz, alisado japonés, alisado brasileño…

Hemos hablado de en qué se diferencian los diferentes tipos de alisado en este artículo, por si quieres saber más

¿Cómo funciona el tratamiento de keratina sin formol?

Funciona alisando el pelo mediante una modificación más o menos permanente de los puentes de azufre que se encuentran dentro de las microfibrillas de la fibra capilar que son los encargados de dar la forma natural al cabello. Por eso, lo que se genera es una especie de “cirugía estética” en el cabello para darle forma y apariencia lacia.

Se produce una modificación no permanente de los puentes de azufre de tal forma que tras 3-6 meses el cabello va adquiriendo su forma original de una forma gradual.

El tratamiento de keratina sin formol no daña el pelo a diferencia de otros tratamientos de alisado que dejan el pelo muy estropeado con el paso del tiempo.

El tratamiento de keratina sin formol te permite disfrutar de un pelo liso con movimiento. Lavar el cabello inmediatamente después de realizar el tratamiento, además de poder recogerlo con una goma, pasador, diadema…no hay problema, no hay esperas como en otros tipos de alisado.

Tratamiento keratina

 

¿Lacio perfecto, lacio peligroso?

Como os he comentado arriba, en Europa los alisadores con formol están prohibidos. Sin embargo, hay una realidad: existen peluqueros que los utilizan, parece que hay una especie de “mercado negro” de ampollas de formol, nadie las ve, pero existen. A pesar de lo perjudicial que es, hay clientas que demandan el liso tabla que consiguieron hace unos años cuando los productos alisadores con formol rodaban por cualquier lugar.

Quizás los actuales alisadores para el cabello no dejen el pelo tan liso como lo hacían sus competidores con formol, pero lo que sí es seguro es que todos estaremos más seguros, profesionales y clientes. Y de todas formas  ¿Alguien ha visto como queda el alisado con formol unos meses después de aplicarlo? El cabello queda mate, sin vida y con mucha facilidad para la rotura.

Con nuestro tratamiento de keratina sin formol T-liss consigues un cabello liso que puede quedar muy liso si te ayudas del calor proporcionado por un secador de mano, basta aplicar ese poco de calor y sin prácticamente trabajo por parte del cliente, se conseguirá un cabello liso, brillante y ultra-suave ¡pruébalo!.

Me gustaría leer tus comentarios abajo y si te ha gustado, suscríbete para no perderte nuestro próximo post.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados